Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El autor de los arcos de Chamberí firma su derribo

Arturo Ordozgoiti es el protagonista del parricidio arquitectónico de Chamberí. En 1985 diseñó y ejecutó los arcos que habrían de transformar la plaza central del distrito. Ahora, siete años después, cuando ocupa una de las jefaturas del departamento de Obras, ha tenido que firmar un informe desestimando las alegaciones presentadas contra el concurso que ha convocado el Ayuntamiento para la reforma de la plaza. Del concurso que no quiso parar saldrá un proyecto que acabará con su obra. "He antepuesto mi condición de funcionario a la de arquitecto" comentó ayer Ordozgoiti.

Arturo Ordozgoiti atesora en una carpeta todos los artículos que se publicaron en 1985 con motivo de la remodelación de la plaza de Chamberí. La arca da que diseñó habría de hacerse famosa por la polémica que desencadenaron sus furibundo enemigos. El PSOE la constru yó en medio de la tormenta.Ordozgoiti ha tenido que reabrir su carpeta de recortes La concejal de Chamberí, Mercedes de la Merced,. se empeñó en enterrar los arcos. El Ayuntamiento convocó para ello un concurso según el cual el promotor del aparcamiento subterráneo que se construirá en la plaza tendrá la obligación de remodelaría.

No hubo indulto

Los arcos aún tenían una posibilidad de indulto. El grupo so cialista presentó una alegación al pliego de condiciones del concurso porque lo consideraba inconcreto, impreciso y falto de estudios de impacto.Precisamente fue a Arturo Ordozgoiti, jefe del departa mento de proyectos de urbani zación de sistemas locales, a quien le tocó estudiar la alega ción del PSOE que, de haberse estimado, podría haber salvado su plaza. Pero su informe fue negativo.

"Los puntos del pliego permiten la libertad de diseño de los concursantes y se marcan las directrices óptimas para el tratamiento de la plaza", escribe en el informe. Las alegacio nes del PSOE fueron desestimadas el lunes.

"Yo no puedo tener problemas de conciencia", asegura el arquitecto. "Debo anteponer mi condición de funcionario, aunque a ningún arquitecto le gusta que desaparezca su obra. Son nuestras grandeza" y miserias", comentó. Ordozgoiti es autor también del proyecto de la Ciudad de los Niños de la Casa de Campo.

Para mayor paradoja, muchos detractores de la arcada de Chamberí se han mostrado ahora partidarios de conservarla, aunque sólo sea por impedir la construcción del aparcamiento subterráneo. IU, el PSOE y la asociación de vecinos El Organillo consideran que el aparcamiento va a congestionar más la zona. Según el concejal socialista Jorge Tinas, Chamberí no necesita otro estacionamiento. "Los que hay están utilizados a un 50%".

El concurso municipal establece que el aparcamiento debe tener entre 500 y 1.000 plazas (la mitad para residentes), que en la nueva plaza deben prevalecer los espacios para peatones y juegos infantiles y se deja abierta la posibilidad de construir un túnel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de febrero de 1992

Más información

  • El arquitecto desestimó los recursos contra el nuevo proyecto de la plaza