LA BATALLA CONTRA LOS TERRORISTAS

Una bomba de los GRAPO en el gasoducto de Zaragoza desabastece 50.000 casas

La explosión, que ocasionó un gran incendio en el gasoducto que une Madrid y Barcelona, a su paso por Zaragoza, fue provocada por una o varias bombas de los GRAPO, según confirmaron ayer el Ministerio del Interior y la Delegación del Gobierno en Aragón. Más de 50.000 abonados de la ciudad se quedaron sin gas durante varias horas como consecuencia del atentado.

Más información
El fiscal pide dos meses de arresto para Tasio Erkizia por desacato
Iruin se querella contra TVE por difundir su presunta pertenencia a ETA
Decenas de miles de personas se manifiestan en Murcia contra el terrorismo
García Vargas se reunió en Barcelona con altos cargos militares
Dos agentes de policía
Los senadores de Herri Batasuna no recibirán su sueldo durante 10 meses
Una circular secreta de Vera admite que ETA tiene cierta infraestructura en Barcelona y Valencia
Todos los policías uniformados usarán en las ciudades del 92 chalecos antibalas y armas largas

La Delegación del Gobierno en Aragón emitió ayer tarde un comunicado en el que atribuye el atentado a la banda terrorista GRAPO. El Ministerio del Interior confirmó que los restos del explosivo no coinciden con el habitualmente usado por ETA. La Guardia Civil ha localizado cortes en la valla que rodea las instalaciones, restos calcinados de lo que parece un circuito impreso, una pila y restos de cables eléctricos. Estos elementos hacen pensar a los investigadores que la bomba fue accionada por un mecanismo de relojería de fabricación casera.La nota señala que se han determinado tres puntos de deflagración. Uno no consiguió romper la tubería y un segundo sí la rompió ocasionando la salida de gas a gran presión, lo que movió la tubería y derribó un muro contiguo. Los GRAPO han atentado anteriormente contra el gasoducto y el oleoducto de la base aérea de Zaragoza.

El incendio provocado por la explosión se inició sobre las 3.30 horas de ayer en la subestación que Enagas tiene en Cuarte de Huerva (Zaragoza), localidad situada a unos ocho kilómetros de la capital. Las llamas llegaron a alcanzar una altura de casi 30 metros y en las inmediaciones se registraron en torno a los 2.000 grados de temperatura.

El incendio ocasionó el corte del tráfico por carretera y ferrocarril, así como del fluído eléctrico, y dejó sin gas a unos 50.000 abonados de Zaragoza.

La subestación de Enagas, donde se transforma el gas licuado en estado gaseoso, está a unos seis kilómetros de la carretera Zaragoza-Valencia y entre una fábrica de vidrios en la que a esas horas trabajaban 30 empleados del turno de noche, y las instalaciones de la ciudad deportiva del Real Zaragoza. Al lugar acudieron bomberos de Zaragoza y efectivos de la Guardia Civil, policía y Protección Civil. Inicialmente se cortó el gas, que fue desviado para evitar que se propagase el fuego, que quedó controlado a las seis de la mañana.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La gran explosión, varias según algunos testigos, despertó a los vecinos de Cuartes, que comprobaron cómo los cristales de sus viviendas se rompían o temblaban por la onda expansiva. La mayoría salió a las ventanas o a la calle y pudo ver las enormes llamas. En un radio de unos tres kilómetros del lugar donde se produjo el incendio se encuentra un polígono industrial en el que hay empresas químicas y un depósito de alcohol; una gasolinera y una estación eléctrica; el polvorín de un acuartelamiento militar; varias zonas residenciales y el pueblo de Cuarte (1.300 habitantes); la carretera N-330, que une Zaragoza con Teruel y Valencia, que quedó cortada al tráfico hasta pasadas las seis de la mañana, así como la línea férrea Zaragoza-Valencia.

Las traviesas de la vía quedaron quemadas y los raíles deformados debido a la elevada temperatura, lo que motivó que se cortara el tráfico férreo durante unas horas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS