Los aficionados del tendido 7 de Las Ventas reciben cartas de amenaza

Las amenazas telefónicas de muerte que recibía desde principios del pasado diciembre Pedro Chacón (véase EL PAÍS del 6 de diciembre), el tercer aficionado del famoso tendido 7 de Las Ventas que las sufre en los últimos cuatro meses, le llegan ahora a su domicilio por carta sin remite. Chacón recientemente había hecho cambiar el número de su teléfono, como elemental medida de protección.El texto de estas misivas, escrito a mano, es similar en su contenido a los mensajes que hace tiempo escuchaba por el auricular. Quien o quienes se las envían le aseguran que, aunque cambie de teléfono, le tienen localizado, y por tanto le van a partir las piernas y le van a matar.

Agresión

Pedro Chacón -al igual que sus compañeros de tendido Camilo Rodríguez y Salvador Valverde, amenazados con anterioridad y éste último incluso agredido-, puso la correspondiente denuncia en la comisaría del barrio de Ventas, donde viven estos tres aficionados, sin que hasta el momento haya resultado positivo alguno en las investigaciones. En la comisaría ayer volvieron a dar a este periódico la misma respuesta que en ocasiones anteriores, señalando que las pesquisas siguen su curso.

Salvador Valverde fue recibido días después de la agresión -que sucedió el 31 -de octubre-, por el comisario jefe de Ventas, quien le enseñó varias fotos de jóvenes de aspecto sudamericano, puesto que Valverde indicaba que quienes le atacaron tenían esa apariencia: pero el agredido no reconoció los rostros. Desde entonces ni Valverde ni sus dos compañeros amenazados han tenido noticia alguna de la comisaría. Otro compañero de tendido coméntó irónicamente a Salvador Valverde, con respecto a los anónimos que recibe Pedro Chacón: "Vamos progresando, ahora la policía ya tiene pistas por escrito".

El tendido y la andanada del 7 son famosos en Las Ventas por mantener una enérgica postura de defensa de la pureza de las diversas suertes de la lidia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS