Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un incendio intencionado destruye una excavadora de una empresa de la autovía

Una excavadora subcontratada por la constructora Murias, una de las seis que tienen adjudicadas las obras de la autovía Irurtzun-Andoain, fue destruida ayer por un incendio intencionado en Ataun (Guipúzcoa).Un grupo de desconocidos lanzó líquido inflamable y prendió fuego a la excavadora, estacionada junto a las obras del frontón de Ataun. La empresa de Gabriel Murias, adjudicatarla de los trabajos del frontón, había efectuado una subcontrata al dueño de la excavadora para esta obra.

Los daños materiales han sido importantes. La excavadora había sido adquirida recientemente por su propietario. Éste es el segundo atentado que se comete contra las constructoras que tienen adjudicadas las obras del tramo guipuzcoano de la autovía desde que el 11 de noviembre las Juntas Generales de Guipúzcoa acordasen no modificar el trazado de esa carretera. El 16 de noviembre, una bomba, destrozó las oficinas de la empresa Moyúa en Bilbao.

Por otra parte, artificieros del Cuerpo Nacional de Policía desactivaron la pasada madrugada en Santurtzi (Vizcaya) un artefacto compuesto por un kilo de amosal que había sido colocado en la puerta de un bar de esa localidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de noviembre de 1991