Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LEY DE SEGURIDAD, EN EL PARLAMENTO

Mohedano afirma que los grupos opuestos al proyecto utilizan el texto como excusa para atacar al Gobierno

El portavoz socialista en el debate, José María Mohedano, acusó a la oposición que mantiene su voto negativo a la ley Corcuera de haber tomado e¡ proyecto como pretexto para atacar al Gobierno. "Si hubieran hecho un examen leal de su contenido", dijo, "hubiéramos llegado al acuerdo que nosotros ofrecimos".

Los diputados del PP están en el debate de esta ley fuera de juego, según Mohedano, porque "ofrecen alternativas de inseguridad" Mohedano replicó a las referencias de Federico Trillo a Franz Kafka diciendo: "[A Kafka] habrá que buscarlo quizá en otra [ley] donde pretenden ustedes criminalizar a enfermos e imponer casi un toque de queda", en referencia a la propuesta presentada recientemente por el PP para luchar contra la droga.

Mohedano anunció que el PSOE sólo ha aceptado una enmienda, de Convergéncia i Unió, al artículo 20. La corrección consiste en precisar que la identificación podrá ser requerida a los ciudadanos por la policía únicamente en el ejercicio de sus funciones de averiguación para evitar la comisión de faltas o delitos.

Al margen de esto, Mohedano aseguró que es falso que se pueda deducir de la ley la figura de la retención policial, pero argumentó que existe jurisprudencia del Tribunal Constitucional donde se acepta que la práctica de ciertas diligencias policiales requiera la presencia física de una persona sin que ésta pueda considerarse detenida. Es el caso, según Mohedano, de los controles de alcoholemia. "Nadie me ha replicado a la existencia de esta jurisprudencia ni en el anterior pleno ni en la comisión", agregó el portavoz socialista.

Flagrancia y permanencia

Respecto al artículo 21, Mohedano argumentó que es necesario desarrollar el concepto de delito flagrante frente a prácticas como el narcotráfico que se producen de forma evolutiva y permanente, desde el cultivo de la droga hasta su distribución al, consumidor final."Los ciudadanos deben saber" añadió el diputado del PSOE, "que no existe ningún peligro de que se produzca la patada a la puerta. Lo que se va a hacer es mejorar la eficacia en la lucha contra el tráfico de drogas que se produce en algunos domicilios, entre comillas". Mohedano subrayó que ha sido propósito del Grupo Socialista ampliar el consenso sobre la ley y que lo ha conseguido. En la sesión de tarde, el diputado socialista Carlos López Riaño acusé al Grupo Popular de mantener continuos cambios de estrategia en tomo a la represión del consumo público de drogas, ya que, si en relación con esta ley se planteaban la penalización, en otras propuestas formulaban meras sanciones administrativas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de noviembre de 1991