Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ECOLOGÍA

El incendio de los pozos de Kuwait provoca cambios de clima, según los expertos

El presidente de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el chino Zou Jingmeng, afirmó ayer en Valencia que los gases producidos por los pozos de petróleo incendiados en Kuwait en la guerra del Golfo ya han generado cambios climáticos.

"De mayo a julio de este año se produjeron en China grandes inundaciones en zonas donde no son habituales", afirmó Jingmeng, quien señaló que todo parece indicar que estos fenómenos están relacionados con el incendio de pozos petrolíferos en Kuwait". "Por el momento es difícil dar conclusiones exactas", añadió Jingmeng, "pero lo que es seguro es que estos incendios han incrementado la emisión de gases que aumentan la temperatura de la atmósfera".Zou Jingmeng acudió ayer a Valencia, invitado por el Instituto Nacional de Meteorología (INH), para conocer los sistemas de predicción instalados en los últimos tiempos en el Instituto Meteorológico zonal de Valencia. Éstos están destinados a conocer mejor los característicos fenómenos de lluvias torrenciales que se producen en el País Valenciano en algunas épocas del año a consecuencia de la denominada gota fría. Jingmeng elogió los avances registrados en España.

El presidente de la OMM, una de las mayores organizaciones de la ONU, alertó contra el peligro del calentamiento de la atmósfera y señaló que las predicciones más optimistas, incluso si se consiguen reducir drásticamente las emisiones de dióxido de carbono, aventuran un calentamiento de la atmósfera de entre uno y cuatro grados centígrados de promedio en pocos años. "Esto generará el deshielo en los polos y producirá un aumento de entre 35 y 75 centímetros del nivel del mar", afirmó Jingmeng, que añadió que este fenómeno derivará en cambios en las actividades económicas y en la vida cotidiana de la población del planeta. "La OMM", agregó, "estudia en la actualidad medidas para afrontar esta cuestión".

"Se deben hacer grandes esfuerzos para controlar la emisión de gases que aumentan la temperatura de la atmósfera", añadió Jingmeng, quien mostró su esperanza de que en la conferencia mundial sobre medio ambiente y desarrollo prevista para 1992 en Brasil se alcance un consenso para frenar este proceso.

Los expertos señalan que alrededor de un 60% de los daños catastróficos que se producen en el mundo son consecuencia de fenómenos meteorológicos. Según Jingmeng, los países pobres tienen escasa capacidad para afrontar la lucha contra estos fenómenos. "Sólo cuando un país maneja muy bien la construcción económica puede organizarse adecuadamente para luchar contra las calamidades naturales", señaló el presidente de la OMM.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de noviembre de 1991