Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuster y Oriol polemizan en el Congreso por los supuestos privilegios del grupo eléctrico público

Los presidentes de Iberdrola, Íñigo de Oriol, y de Endesa, Feliciano Fuster, polemizaron ayer sobre los supuestos privilegios de que disfruta el grupo eléctrico público. Ambos presidentes comparecieron ante la comisión de Industria, Obras Públicas y Transportes del Congreso para dar su parecer sobre el momento que atraviesa el sector en relación con el Plan Energético Nacional (PEN), que tramita la Cámara. Aunque con menor intensidad, ambos empresarios expresaron también posturas opuestas al valorar el PEN y diferencias de matiz sobre las competencias de la futura Sociedad de Gestión Nuclear. La posición de Íñigo de Oriol con respecto a Endesa fue respaldada en los pasillos del Congreso por otro de los comparecientes, el presidente de Unión Fenosa, Julián Trincado.La polémica entre los responsables del principal grupo eléctrico privado (Iberdrola) y del principal grupo público (Endesa) se centró en el carácter empresarial de este último. Según Iñigo de Oriol, que intervino en presencia de su colega Feliciano Fuster, Endesa, tras las participaciones adquiridas en distintas sociedades como Sevillana de Electricidad, FECSA o Saltos del Nansa, ha perdido la condición de empresa exclusivamente productora de energía para convertirse en una sociedad de ciclo completo (dedicada a la producción y a la distribución). Dicha pérdida, según el presidente de Iberdrola, debe suponer también la eliminación de la "singularidad" y de los privilegios que la legalidad vigente otorga al grupo público y que, junto con otros factores, repercute finalmente en las tarifas eléctricas. Frente a las tesis de Oriol, el presidente de Endesa explicó que el grupo público, centrado tradicionalmente en la actividad de producción, mantendrá este carácter "diversificando su actividad hacia la distribución". Fuster amplió esta idea asegurando que sus filiales ERZ, ENHER y Viesgo se dedicarán fundamentalmente a la distribución de energía, mientras que las sociedades en las qué ha adquirido participaciones significativas (Sevillana o FECSA), "tenderán a especializarse también en la distribución".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de noviembre de 1991