La economía estadounidense soportara el peso de la reactivación mundial en 1992, según el nobel Samuelson

La economía estadounidense soportará el peso del despegue internacional que se producirá con la reactivación económica prevista para 1992, señaló el profesor Paul Samuelson, premio nobel de Economía.Samuelson, que pronunció ayer una conferencia en el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa (IESE) de Barcelona, remarcó que la etapa de recesión económica -que ha afectado en el último año y medio a las principales economías industrializadas-, terminó la pasada primavera. Aseguró que España, juntamente con el resto de Europa, notará la mejora prevista como ya lo han hecho países como Canadá.

El premio nobel señaló que los expertos de la OCDE (organización de agrupa a los 24 países más ricos del mundo) no se equivocaron al predecir que en 1991 se produciría el fin de una coyuntura negativa. Samuelson aseguró que para los próximos meses la preocupación no va a ser el estancamiento económico, sino evitar un mayor retroceso en la intensidad del crecimiento, tal y como ha ocurrido a finales de los años ochenta con "disminución de las tasas de expansión de las economía desde el 6% al 2%".

Con respecto a la difícil transición económica de los países del Este de Europa, Samuelson apoya su análisis en la convicción de que estas naciones deben superar por sí solas su estancamiento sin confiarlo todo a la ayuda exterior.

El profesor considera que en estos momentos "no es posible la aplicación de un plan Marshall al estilo del que se aplicó en Alemania después de la segunda gran guerra".

El nobel de economía defendió las economías mixtas y afirmo tajante: "El mercado no tiene corazón, ni cerebro". "No estoy con Friedman, ni con Hayek; hoy no se trata de un discusión de modelos entre comunismo y capitalismo, sino entender que el mercado debe generar el 30% del producto interior bruto", añadió Samuelson.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de octubre de 1991.

Lo más visto en...

Top 50