Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La humillación de los judios en España ha sido superada gracias al Rey, según Wiesel

El Nobel de la Paz Elie Wiesel, de origen judío, rindió tributo al "compromiso con la humanidad" de don Juan Carlos porque con su actuación ha contribuido a superar "la humillación pública" que sufrieron hace cinco siglos en España "los judíos que querían seguir siendo judíos" y que por eso fueron expulsados. Convocados por la fundación Elie Wiesel en los salones del hotel Pierre, en la Quinta Avenida de Nueva York, el lunes por la noche se codeaban unos 600 comensales, que pagaron hasta 250.000 pesetas por asistir a la entrega al Rey de un galardón por su defensa de los derechos humanos y de las libertades.

Allí estaban desde el presidente de Fiat, Giovanni Agnelli, hasta el ex secretario de Estado, Henry Kissinger, pasando por el magnate de la prensa, Robert Maxwell, y el presidente del Senado italiano, Giovanni Spadolini, junto con un enjambre de hombres de negocios, banqueros y artistas españoles entre los que destacaban Emilio Botín, Javier de la Rosa y Plácido Domingo.A la puerta del hotel neoyorquino donde se celebró la cena una treintena de refugiados cubanos acusó a gritos al Rey de connivencia con el "despótico" régimen de Castro.

Después del postre de pastel de chocolate con frambuesas, Victoria de los Ángeles interpretó algunas canciones en ladino (el castellano hablado por los judíos cuando se produjo su expulsión) y a renglón seguido Wiesel tomó la palabra para declarar que, "aunque ningún hombre es responsable de lo que sus antepasados han hecho, sí es responsable de cómo interpreta aquel recuerdo". "Lo que ha hecho Su Majestad con ese recuerdo", sentenció, "es lo que nos incita a honrarle esta noche".

Para este superviviente del holocausto, que obtuvo el Premio Nobel en 1986, don Juan Carlos tiene mérito porque "optó por aportar la democracia a su país" y, más concretamente, alabó "su sensibilidad y preocupación por los temores y esperanzas de los judíos". "Su petición de visitar una sinagoga en marzo, coincidiendo con el 500 aniversario de la expulsión, demuestra que España ha superado su pasado y se enfrenta con los desafíos del futuro".

Más información en la página 30

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de octubre de 1991

Más información

  • Don Juan Carlos recibe en Nueva York un prestigioso galardón