Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los fiscales destacan la dificultad de probar el delito de incendio para encarcelar a los pirómanos

Fiscales y ecologistas subrayan la dificultad de probar el delito de incendio forestal para poder encarcelar a los pirómanos, y la escasa aplicación que se hace de¡ delito ecológico, tipificado en el Código Penal. De hecho, tras haberse producido más de 5.000 incendios en lo que va de año, muchos de ellos provocados, no existen datos oficiales sobre los pirómanos detenidos. Por otra parte, el incendio que durante cinco días ha arrasado una amplia zona arbolada en las localidades onubenses de Paterna del Campo y El Berrocal, así como en Charco Frío (Sevilla), quedó ayer controlado.

El fiscal de Baleares, Miguel Ángel Pérez de Gregorio, señala que el delito de incendio forestal es muy dificil de probar, "porque se comete en la intimidad y la investigación suele ser muy costosa". No obstante, Pérez de Gregorio cree que cuando se coge al culpable la ley se aplica, si bien, añade que "en muchas ocasiones esta gente tiene las facultades mentales perturbadas y entonces las penas son atenuadas por tratarse de personas penalmente irresponsables".

Por su parte, el magistrado del Tribunal Supremo, José Antonio Martín Pallín, cree que, en el caso del delito de incendio, incrementar las penas como prevé el nuevo Código Penal, será desproporcionado e ineficaz: "Lo que hay que hacer es poner en práctica una política contra incendios preventiva y no represiva. Es preciso colocar más atalayas, mejorar las comunicaciones, limpiar los montes y poner más aviones".

En 1990 fueron detenidas 105 personas sospechosas de provocar incendios forestales y de las más de 50 personas detenidas por este motivo el pasado año en Galicia, sólo una ingresó en prisión, ya que no existían pruebas contra las demás, informa Xosé Hermida. En este sentido, José Manuel Penas Patiño, de la Sociedad Galega de Historia Natural, asegura humorísticamente que "los pirómanos no existen, son más fantasmas que otra cosa".

Por otro lado, el incendio declarado el pasado viernes en la provincia de Huelva quedó controlado ayer, según informaron fuentes del Centro de Coordinación Operativa (CECOP). La superficie devastada por el fuego puede alcanzar las 15.000 hectáreas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de agosto de 1991

Más información

  • Controlado el fuego provocado el pasado viernes en la provincia de Huelva