Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece el ginecólogo Ángel Sopeña, un defensor de la liberación de las españolas

El ginecólogo Angel Sopeña, reconocido impulsor de los métodos anticonceptivos en España, falleció la noche del pasado martes en Madrid a los 78 años, víctima de una insuficiencia cardiaca. Carmen Martínez Ten, ex directora del Instituto de la Mujer y ginecóloga, le considera referencia obligada en la lucha por la liberación de la mujer española.

El médico Ángel Sopeña Ibáñez, nació en Vitoria en 1913. Casado y padre de 7 hijos, se hizo famoso, tanto por su trabajo como ginecólogo como por su militancia política en el Partido Comunista de España desde los tiempos de la clandestinidad. Cuando ingresó en el PCE, lo hizo en una célula de alumnos suyos, donde a pesar de su renombre científico y social, militó como uno mas.Carmen Martínez Ten le recuerda como su primer ginecólogo, como el médico "que quitó el miedo a las mujeres. Cuando daba tanto miedo ir a que te recetaran anticonceptivos, el te los daba con una palmadita en la espalda y te quitaba la angustia".

Su hijo, Angel Sopeña, también ginecólogo, dice que fue un hombre totalmente entregado a su profesión. "Fue un ginecólogo, antes que político, si bien encontró su posición en el Partido Comunista como defensor de las libertades". Rememora una dedicación que le llevaba a pasar consulta gratuíta los sabados y domingos y a colocar una cama cerca de los paritorios para estar día y noche con sus pacientes.

Durante treinta años, Ángel Sopeña fue ginecólogo de la cárcel de Yeserías, aunque su misión inicial en el Ministerio de Justicia, del que era médico desde 1942, era la asistencia de las mujeres de los funcionarios de prisiones. Sopeña presentó su dimisión en 1975, con motivo de las penas de muerte a que fueron condenadas dos reclusas del FRAP (Frente Revolucionario Antifascista y Patriótico).

Siempre estuvo en las listas de firmantes que, una vez tras otra, denunciaron incansablemente los atropellos de la dictadura y tuvo que soportar multas, detenciones y diversas molestias por su actitud. Profesor adjunto de la Facultad de Medicina de Madrid, también ocupó la Jefatura del Servicio de Endocrinología Femenina de dicha Facultad madrileña. Sopeña Ibáñez fue presidente nacional de la Sociedad Ginecológica Española y secretario de la Sociedad Española para el Estudio de la Esterilidad.

Su cadaver será trasladado hoy a las 10 de la mañana desde el tanatorio municipal al cementerio de La Almudena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de mayo de 1991