La Troya homérica, adelantada al siglo XI a. C.

El Gobierno turco proyecta crear un gran parque nacional en torno al yacimiento

"Entre las ciudades que los mortales habitan bajo el sol y el cielo estrellado, la sagrada Ilión es la que prefiero, con Príamo y el pueblo de Príamo, de sólidas lanzas". Así se expresa Zeus en la Ilíada. Pues bien, llión, Troya, esa ciudad amada del olímpico y cantada por el bardo ciego, es hoy conocida por los científicos como Troya VII p2. El yacimiento de Troya, el monte Hissarlik, al noroeste de Anatolia, es una colina formada por ciudades superpuestas desde el tercer milenio a. C. hasta época bizantina. Los últimos trabajos arqueológicos, iniciados hace tres años por un equipo de las universidades de Tubinga (Alemania) y Cincinnati (EE UU.), han adelantado la Troya homérica cerca de dos siglos hasta ese nivel VII p2 (siglo XI a. C.), según Gustav Gamer, profesor en Tubinga.

Gustav Gamer, de 57 años, miembro del proyecto internacional Troya y el terreno cultural, se encuentra en Barcelona con motivo del tercer seminario internacional de arqueología prehistórica de Oriente Próximo, organizado por la Universidad Autónoma. "Estas excavaciones en Troya encabezadas por un equipo mixto norteamericano-alemán son las primeras tras una pausa de casi 50 años", explica. "En realidad se trata de un grupo internacional, no sólo arqueólogos, sino científicos de muy diversas disciplinas: especialistas en ciencias naturales, informáticos, etcétera. Se está excavando también en los alrededores, estudiando el ambiente de la región. Troya no es un fenómeno aislado y muchas de las claves de su pasado se encuentran en su relación con el medio. El Gobierno turco proyecta crear un gran parque nacional en la zona, libre de industrias".Para analizar ese aspecto del medio cultural de Troya, Gamer y sus colegas estudian una colección de hallazgos muy ricos del siglo pasado, situada en el museo de Canakkale. Esta colección, explica Gamer, fue reunida por un coetáneo de lord Byron, Frank Calvert, que pasó su vida investigando la topografía de la Tróyade. "Excavaba y compraba material a los campesinos; su colección es la más importante de la región y está apenas estudiada. Los trabajos de Calvert, que excavó Troya cinco años antes que Heinrich Schliemann, sirvieron a éste: es falso que Schliemann llegara hasta Troya con un volumen de la Ilíada bajo el brazo".

Ciudad arrasada

"Con Troya tenemos un problema exasperante", señala Gamer: "Homero". "Es difícil precisar hasta qué punto habla de la realidad, mezcla realidades de épocas distintas o simplemente inventa". Hoy, dice el especialista alemán, la opinión científica dominante es que la Troya homérica es la correspondiente al estrato Troya VII p2, una ciudad arrasada totalmente en el siglo XI a. C. por griegos eolios en el marco de una serie de episodios colonizadores. "Éste es un dato nuevo; hasta ahora se pensaba generalmente que la Troya homérica correspondía a otro nivel más antiguo, el VI (siglos XIVXIII a. C.), aunque más recientemente también se había pensado en Troya VII a (destruida por fuego en torno al 1.180 a. C.)". Gamer especula con la deliciosa posibilidad de que Homero, que escribió alrededor del 730 a. C., viajara a Troya y viera sobre el terreno los imponentes muros de Troya VI, en los que se habría basado para la descripción de su Troya literaria. "Con esa imagen y el núcleo de los relatos históricos de la colonización formó el poema"."Troya controlaba el estre cho de los Dardanelos, el paso al mar Negro, que bañaba el país del oro", señala Gamer. "Muchos mitos nos hablan de esa riqueza: el de los Argonautas, el del Vellocino de Oro, que remite a la costumbre de emplear la piel de cordero como cedazo en la búsqueda de oro. Es difícil precisar cuántas Troyas existieron; más aún porque algunas carecían de muros defensivos (el año pasado se encontró el muro de Troya III). Hay muchas ciudades, unas encima de las otras. Se distinguen 10 grandes estratos, con 46 fases más pequeñas. Son 16 metros de vida humana estratificada, un documento excepcional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de mayo de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50