Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rodríguez Ibarra dice que la clausura de centrales es barata para las compañías

El presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, arremetió duramente contra las compañías eléctricas y dijo que la decisión de cerrar las nucleares es la más barata para la eléctricas "porque a partir de ahora ya no tendrán que pagar dinero a nadie para que defiendan sus tesis". Asimismo, afirmó que "el hecho de que todo el mundo acuse a Valdecaballeros como causa de que el cierre de nucleares vaya a costar mucho dinero, es una ofensa para los extremeños". Rodríguez Ibarra recordó que también se ha cerrado Lemóniz, Trillo 2 y Vandellòs 1 "y nadie le echa la culpa a nadie".Rodríguez Ibarra, que recientemente amenazó con dimitir si se abría Valdecaballeros, manifestó que "es muy triste que todo el mundo diga que los españoles van a tener que pagar el capricho de los habitantes de Extremadura de no querer la central de Valdecaballeros. Alguna vez tendría que ser que el resto de españoles pagara el capricho de los extremeños y no que los extremeños paguemos el capricho de unos cuantos que siempre han considerado nuestra tierra como un estercolero".

La decisión de cerrar Valdecaballeros, que se ha convertido en un arma electoral de alcance, no significa, sin embargo, un rechazo rotundo a la energía nuclear, que sirve casi el 40% de la producción española.

Aranzadi subrayó, en ese sentido, que hay que estar preparado para contar con reactores nucleares de seguridad pasiva con lo que dejó claro que la decisión no responde tanto a posiciones antinucleares como a razones de coste. Al margen de eso, no se puede obviar que la polémica, que ha afectado a las relaciones del PSOE con el Gobierno, estaba centrada en Valdecaballeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de mayo de 1991