Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:ROCK

Como suena

Burning

Pepe Risi, Johnny Cifuentes, Javier Paxariño, Carlos Guardado. Nacho Blanco, Javier Mora, Eduardo Pinilla.

29 de abril. Pabellón del Real Madrid. 2.500 personas. 1.300 pesetas

Aunque el grupo sobrepasa los 10 años de vida, seguro que entre sus seguidores históricos existe más de un licenciado en filología inglesa que no ha reparado en el origen idiomático de la palabra burning, Y es que en el barrio madrileño de La Elipa burning se pronuncia burning, tal y como el rock and rolI, su rock and rol!, se canta y se dice, como si la causa y el origen fueran esas calles suburbiales desde las que el mensaje se irradia al ancho mundo: "Ahora una canción sobre otro barrio de Madrid en el que hay de todo. Pero, al loro. Te pueden tangar: ¡Chueca!".

Burning es casticismo posado sobre los tres acordes básicos del rock and roll más un estribillo quedón... Y las baladas necesitan un tono menor, bien templado. Una guitarra sirve para lo único que sirve una guitarra: un fraseo chirriante y sostenido. Y el piano es rock and roll porque martillea los oídos.

Los viejos compinches ya no están en los billares. Sobre el escenario, el grupo toca hoy muy reposado. En cada tema, la banda extrae el jugo de un género único y ya irrepetible. Género B. B de Burning. Como suena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de mayo de 1991