Heseltine presenta el impuesto que sustituye al 'poll-tax'

Michael Heseltine, ministro de Medio Ambiente y responsable de la reforma de la fiscalidad local británica, presentó ayer la alternativa del nuevo régimen conservador al conflictivo poll-tax, que será sustituido por un impuesto basado exclusivamente en el valor de la propiedad, y que arroja por la borda el caro principio thatcheriano de que todo ciudadano ha de pagar y sentir que paga por los servicios que disfruta.

Tras largas y agonizantes semanas sobre qué ofrecer al electorado en sustitución de un aborrecido y políticamente letal poll-tax, Heseltine compareció ayer en la Cámara de los Comunes con un plan de fiscalidad local exento de todo resto de tributación personal (la razón de ser del poll-tax) y basado esencialmente en el valor de la propiedad, dividida in siete bandas comprendidas entre las viviendas con valor inferior a las 40.000 libras y las que superan las 160.000. El Gobierno ha hecho sus cálculos en función de una propiedad ocupada por dos adultos y ofrecerá un 25% de descuento para aquéllas habitadas por una sola persona. No habrá recargos por un número mayor de inquilinos.Bajo las nuevas propuestas, el hogar que más tribute abonará 668 libras y el que menos se deshará de 267, que quedarán reducidas a 200 en caso de personas solas. Con el poll-tax, el ayuntamiento que mas cargó, requirió casi 600 libras por persona y el que menos no llegó alas 140.

Los laboristas -a quienes la peripecia del poll-tax les vino como agua de mayo, y colocó en cotas de popularidad no vistas en años- sólo pudieron enfatizar ayer que el calendario de introducción del nuevo impuesto hará que el poll-tax siga estando presente hasta 1993.

Los conservadores confían en que el nuevo impuesto haga olvidar la existencia del poll-tax y sólo se duda hasta qué punto los perjudicados por este tributo pueden volverse contra los tories. La asunción general es que las ventajas superan en tanto a los hipotéticos inconvementes que John Major puede dedicar sus esfuerzos a otros frentes electorales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 23 de abril de 1991.

Lo más visto en...

Top 50