Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE LA U.R.S.S.

El referéndum deja en duda el apoyo a Gorbachov

, El referéndum sobre el futuro de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, cuyos datos globales no se conocerán hasta mañana, día 21, refleja un apoyo mayoritario para el mantenimiento del Estado en nueve de las 15 repúblicas soviéticas, pero deja abiertos muchos interrogantes sobre el apoyo que recibe el presidente Mijail Gorbachov y sobre el futuro de las seis repúblicas que no quisieron organizar el plebiscito."La mayoría absoluta de los votantes soviéticos ha emitido su voto por la conservación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas como una federación renovada de repúblicas soberanas e iguales en derechos", dijo ayer Vladimir Orlov, presidente de la comisión central electoral ante el Soviet Supremo de la URSS, que reanudaba su sesión tras una semana de pausa con motivo del plebiscito.

Oriov manifestó que más de 136 millones de personas (el 74 %, del censo electoral) habían votado en el referéndum. Según los resultados de 436 distritos electorales (de un total de 1.059), el 77,3% de los votantes había dado su si a la Unión. Estos datos recogían los votos ya contados en nueve repúblicas federadas y 18 repúblicas autónomas.

Los porcentajes de votación variaban de una república a otra. En Rusia participó un 74% del electorado; en Ucrania, un 83%; en Bielorrusia, un 82,8%; en Uzbekistán, un 95.4%; en Kazajstán, un 88,3%; en Azerbaiyán, un 74,9%; en Kirguizistán, un 92,8% en Tayikístán, un 94,4%; en Turkmenistán, un 97,71%.

Entre las repúblicas autónomas, el porcentaje más alto de participación se registró en Karakalpakía (un 98%), perteneciente a Uzbekistán, y los porcentajes más bajos, en Checheno-Ingusheti (56,1%,) y en Komi (62.2% ), ambas de la Federación Rusa.

En el Báltico, donde las autoridades locales no realizaban el referéndum, el número de participantes fue de 500.000 en Lituania y Letonia, respectivamente; 250.000 en Estonia, y 650.000 en Moldavia.

En el referéndum sobre la introducción del puesto de presidente en Rusia, el apoyo al sí llegaba al 71% de los votos emitidos cuando estaba ya contada la mitad de los mismos, según un portavoz de la comisión electoral rusa.

Varios diputados de la URSS que habían participado como observadores en distintas repúblicas y zonas del país dieron cuenta ayer de su misión ante el Parlamento. Vladimir Volkov, que fue enviado a Sverdlovsk, la tierra natal de Yeltsin, dijo que es una de las pocas regiones que está en contra de la URSS. "La mayoría", señaló, "pensaba que, al votar por la URSS, votaba por la política de Gorbachov".

Después de que los diputados observadores informasen sobre las visicitudes en las zonas contlmtivas, el parlamentario Walter Kozlov pidió introducir el estado de excepción en las zonas donde no se realizó el referéndum. La propuesta no fue considerada. Más tarde, Grigor Revenko, consejero de Gorbachov, manifestó en una rueda de prensa que no habrá sanciones para las repúblicas que boicotearon el referéndum, a pesar de que la ley permite hasta cinco años de cárcel por obstaculizar el plebiscito.

Según Revenko, el Sóviet Supremo de la URSS y otros órganos dirigentes volverán a examinar el problema y darán a la población la posibilidad de votar. Los resultados que se apuntan en el referéndum ruso son, según Revenko, una prueba del "renacimiento de la dignidad nacional rusa sin referencia a ningún líder". Según el funcionario, Gorbachov reaccionó con tranquilidad ante los resultados.

[Mijaíl Gorbachov ordenó ayer el aumento de precios de los alimentos y ropa, entre otros, a partir del día 2 de abril. En algunos casos el incremento superará el 100%, informa Reuter].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de marzo de 1991

Más información

  • El voto por la presidencia rusa y la abstención en seis repúblicas ensombrecen el `si' a la Unión