Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE LA U.R.S.S.

El líder del Kremlin se niega a recibir a los mineros en huelga

P. B. El presidente soviético, Mijaíl Gorbachov, continuaba negándose ayer a recibir a representantes de los mineros en huelga en distintas zonas de la URSS, quienes intentan extender el paro a otros sectores de la producción y amenazan con agravar la crisis energética que vive el país.

Representantes de los huelguistas de las grandes zonas mineras de Kuzbás (en Siberia occidental), Donbás (en Ucranla), Karagandá (en Kazajstán), Rostov (en el sur de Rusia) y Yorkutá (en el Círculo Polar Artico) dieron ayer una conferencia de prensa en Moscú en la que se quejaron de la actitud del presidente soviético y pidieron la dimisión tanto de éste como del Gobierno de la URSS.

Los mineros, que pidieron la solidaridad de otras ramas productivas, dijeron que 165 minas se encuentran en paro y el número de huelguistas oscila entre los 280.000 y los 300.000.

Gorbachov se reunió ayer en el Kremlin con representantes de la industria carbonífera soviética y con diputados de la zona minera de Kuzbás, según confirmó el portavoz presidencial Serguél Gregorev, quien no excluyó la posibilidad de que Gorbachov visite Kuzbás.

La situación económica de la URSS continúa deteriorándose a pasos agigantados. En los dos primeros meses de 1991, la producción industrial ha descendido en un 4,5% y la compra de productos ganaderos en un 13%, según manifestó Gorbachov en una reunión con economistas celebrada a finales de la semana pasada de la que informaba ayer el diario Pravda. La exportación de la URSS se ha deteriorado a causa del descenso en la producción de petróleo. Gorbachov dijo que en lugar de los 125 millones de toneladas de petróleo previstas, sólo se han despachado 60 millones de toneladas. "Esto supone una pérdida de divisas y, en consecuencia, una reducción de las importaciones, Incluidos materiales para la industria ligera y alimenticia".

Gorbachov invitó a tomar ejemplo de los países extranjeros que han realizado una modernización económica, y citó a España y Brasil, entre otros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de marzo de 1991