EL FUTURO DE LA U. R. S. S.

Agentes soviéticos detienen 12 horas al 'ministro' de Defensa de Lituania

Audrius Butkevicius, jefe del Departamento de Defensa de Lituania (ministro de Defensa), fue detenido en la madrugada de ayer y retenido durante unas 12 horas en Vilna (la capital de Lituania) por miembros de las Fuerzas de Intervención Especial, OMON, que dependen del Ministerio de Interior de la URSS.

Butkevicius, un joven médico que coordina y dirige las actividades de las formaciones armadas lituanas, fue liberado por orden de Moscú, según una portavoz del Parlamento lituano.El conductor del coche en el que viajaba Butkevicius cuando fue detenido permanecía anoche arrestado y el vehículo confiscado por los boinas negras, nombre con el que se conoce a los hombres del OMON.

Más información

Según la versión de la agencia oficial Tass, Butkevicius intentó atravesar un control del OMON y, al ser examinados sus documentos, se comprobó que el vehículo tenía el número de matrícula de un coche desaparecido. En él, según Tass, se encontraron tres pistolas y explosivos.

Ni Butkevicius ni su chófer tenían licencia de armas. Ambos fueron interrogados por el representante de la fiscalía soviética en Lituania y el fiscal de la república. Butkevicius fue puesto en libertad dada su condición de diputado de la república, señalaba la agencia.

En una rueda de prensa celebrada en Vilna, Butkevicius dijo que fue esposado y que el episodio de su detención fue filmado en su totalidad. Señaló también que en el vehículo había varias bengalas y la pistola de su chófer.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

El fiscal general nombrado por Moscú, Antas Petrauskas, quiso iniciar una investigación contra el jefe del Departamento de Defensa del Distrito, pero Moscú ordenó liberar a Butkevicius, según la portavoz del Parlamento lituano.

Antas Petrauskas asumió la responsabilidad por la detención de Butkevicius y dijo haber actuado en cumplimiento del decreto de Mijaíl Gorbachov sobre confiscación de armamento en posesión ilegal. El presidente de Lituania, Vitautas Landsbergis, calificó el incidente como un "ataque de fuerzas hostiles y un intento de ejercer presión".

Querella criminal

El presidente anunció el domingo que Lituania va a entablar una querella criminal contra el ministro del Interior de la URSS, Borís Pugo, por la ocupación de los edificios de la radiotelevisión de la república. Catorce personas resultaron muertas en enero cuando el Ejército, con la colaboración del Comité de Seguridad del Estado (KGB), ocupó la torre de la radiotelevisión lituana.

La detención de Butkevicius, uno de los personajes más odiados por los sectores prosoviéticos de Lituania, puede estar relacionado con las tensiones surgidas alrededor del referéndum sobre el futuro de la Unión Soviética.

En las tres repúblicas del Báltico, el Ejército, el OMON y los grandes colectivos obreros han asegurado la celebración del referéndum para quienes han querido ir a depositar su votos en contra de las decisiones de los órganos de poder legítimos de las repúblicas.

En Lituania, que tiene 3,6 millones de habitantes, tan sólo unas 600.000 personas acudieron a las urnas para votar en el referéndum sobre el futuro de la URSS, es decir, alrededor del 20% de los votantes, según informó la agencia Tass. De ellos, el 96,7% se pronunció a favor de que se mantenga la integridad del Estado soviético. La gran mayoría de los que ejercieron en Lituania su derecho de voto son miembros de la minoría eslava (polacos y rusos, sobre todo). La consulta se realizó en unidades militares y en colegios electorales organizados por el Partido Comunista Lituano.

En Estonia, según la Tass, votaron más de 250.000 personas (había 1.100.000 inscritas). Casi el 95% se pronunció por la unión del Estado, y el 4,5% en contra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 18 de marzo de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50