Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tormenta en Israel ante una eventual negociación con Siria sobre el Golán

La tempestad ha estallado en Jerusalén. La ha iniciado el ministro de Sanidad, Ehud Olmert, quien implícitamente ha dejado la puerta abierta a una negociación con Siria y concesiones territoriales en los Altos del Golán. Geulah Cohen, viceministro, amenazó con abandonar el Gobierno, y un ministro, el general retirado Rehavam Zeevi, ha pedido a Isaac Shamir que reprenda y llame al orden a Olmert para que desmienta sus declaraciones.

Así las cosas, el propio Shamir, al hablar ante la comisión de asuntos exteriores del Parlamento israelí, aseguró que "el Golán seguirá siendo israelí" pase lo que pase. Por teléfono, el ministro de Sanidad explicó su alocución ante los judíos norteamericanos en Washington de la siguiente manera: "Mantengo la posición oficial del Gobierno, a saber, que proponemos a todos los países árabes que aún están en guerra contra Israel que entablen negociaciones de paz directas, sin condiciones previas. En la mesa de negociaciones, cada parte podrá presentar los que quiera, lo que vale para Siria, que de todos es sabido que mantiene reivindicaciones sobre el Golán. Me he limitado a explicar la voluntad de paz de Israel conforme a las posiciones del Gobierno israelí".

El pecado cometido por Olmert, a la vista de los sectores duros, es haber pronunciado las palabras malditas "concesiones territoriales", ya sea con respecto al Golán o a Cisjordania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de marzo de 1991