Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
POSGUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

España quedará excluida de la misión de 'cascos azules' por intervenir en la guerra

España no podrá contribuir al contingente de cascos azules que previsiblemente desplegará la ONU en la zona fronteriza entre Irak y Kuwait por su participación en la guerra, según fuentes militares y diplomáticas españolas. Aunque España no ha intervenido con tropas en la ofensiva contra Irak, se ha alineado claramente con la coalición multinacional y ha prestado apoyo a las operaciones militares, lo que la invalida para participar en una misión de ese tipo.

El subsecretario general de la ONU y responsable de las operaciones de mantenimiento de la paz, Murrack Goulding, no ha incluido a España entre los países que contribuirían a la formación de una fuerza de cascos azules encargada de velar por el cumplimiento de las condiciones del alto el fuego y que se pondría en funcionamiento en cuanto lo decida el Consejo de Seguridad (ver EL PAÍS del 2 de marzo).El Gobierno español, que ha participado en misiones de paz de la ONU en Angola y Namibia y actualmente participa en la de Centroamérica, se ha mostrado dispuesto a participar en una iniciativa similar en el Golfo. "Si la ONU crease una fuerza multinaciorial para velar por el cumplimiento del alto el fuego y nos pidiese colaboración, intentaríamos dar una respuesta afirmativa", ha declarado el ministro de Defensa, Narcís Serra, a El Periódico de Catalunya. En la misma entrevista, Serra recuerda que "España no ha estado en guerra, pero evidentemente no ha sido neutral" en el conflicto.

España colaborará con ayuda humanitaria a la reconstrucción de Kuwait e Irak. Tres Hércules de la Fuerza Aérea saldrán desde mañana al emirato con 35.000 kilos de medicamentos, generadores eléctricos, alimentos infantiles, tiendas de campaña y mantas, según decidió el viernes en La Moncloa el Grupo de Ayuda de Emergencia, dependiente de la Comisión Delegada para Situaciones de Crisis.

El embajador español en Kuwait, Juan José Arbolí, puede viajar a bordo de uno de los Hércules o bien incorporarse a dicho país tras la reunión que el día 11 mantendrá en El Cairo el ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, con los embajadores españoles en la región.

España está estudiando también con sus socios comunitarios el envío de equipos médicos a Irak para combatir las epidemias originadas por la destrucción de la insfraestructura del país. Por su parte, la presidenta de la Cruz Roja española, Carmen Mestre, está realizando una gira por Siria y Jordania para conocer de primera mano las necesidades de los damnificados por la guerra.

España ofreció ayuda médica a los países implicados en la ofensiva contra Irak, pero el rápido desenlace de la guerra y el escaso número de víctimas de la coalición la hicieron innecesaria. El Hércules facilitado a Francia para el traslado de heridos regresó a España, tras pasar varios días en Orleans, sin cumplir su misión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de marzo de 1991

Más información

  • Tres Hércules llevarán a Kuwait 35.000 kilos de ayuda humanitaria