INFORMÁTICA

El 66% de los programas de ordenador vendidos en España son copias piratas

Los últimos datos en poder del organismo internacional Business Software Alliance (BSA), que agrupa a los líderes del sector del software (soporte lógico) informático, señalan que el 66% de los programas que se venden en España son ilegales. Según Guillermo Montes, director general de Ashton-Tate, por cada 100 ordenadores vendidos en España sólo se expiden 32 paquetes de software originales.

Guillermo Montes, también directivo de la Asociación Española de Empresas de Informática (Sedisi) afirma que sólo un 34% de las copias de software que se venden en España son originales, lo que significa que el material adquirido ilegalmente supera cada año los 36.000 millones de pesetas. La piratería informática en Europa supone para el sector del software unas pérdidas anuales de 470,000 millones de pesetas, según Robert Holleyman, director de BSA.Montes dice que la legislación española sobre el particular es buena, aunque hay que aplicarla. "La mayor parte de los jueces no conocen este tipo de detalles, aunque algunos juzgados, por ejemplo en Cataluña, sienten inquietud por estos asuntos".

Las disposiciones legales que regulan la piratería informática en España están contempladas básicamente en la Ley de la Propiedad Intelectual, de 1987, y en el artículo 534 del Código Penal, que regula las actividades de reproducción, distribución, transformación y comunicación pública no autorizadas. "El Ministerio de Cultura está elaborando un reglamento que regule la propiedad intelectual del software y también se espera que la Comunidad Europea apruebe este año una directiva al respecto. Un problema al que nos enfrentamos es que el registro de la propiedad intelectual es público y todo el mundo puede consultar cualquier obra. Desearnos que el código fuente de un programa informático no pueda ser consultado públicamente. Una buena solución sería que los propietarios de un programa hicieran un depósito notarial del mismo para defenderse de los piratas", afirma. Javier Ribas, asesor legal de Sedisi.

Este abogado advierte que "la copia de programas informáticos originales está tipificada como delito y las sanciones pueden alcanzar desde los 10 millones de pesetas de multa hasta un máximo de seis años de privación de libertad". Ribas señala que en estos momentos Sedisi y la BSA mantienen más de 100 pleitos contra empresas, la mayor parte dedicadas a la distribución, a la venta por correo, a los videojuegos, a la enseñanza y al software de arquitectura y de gestión. Hay jueces que advierten que si no se hace una inscripción previa del programa no se tiene derecho sobre el mismo. Por eso es muy importante el copyright e incluso crear una prueba secreta de titularidad dentro del programa, para que pueda servir como prueba pericial", comenta Ribas.

El juez de primera instancia de Madrid Enrique Marín, interesado en la cuestión a título personal, reconoce que los jueces y magistrados españoles no están preparados para dilucidar este tipo de delitos, "porque existe un desconocimiento del tema casi total", y cree que sería deseable una mayor especialización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 27 de febrero de 1991.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50