Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dirigentes de HB niegan ante el juez haber coaccionado a los empresarios

Jokin Gorostidi, parlamentario de Herri Batasuna (HB), y José María Olarra, miembro de la Mesa Nacional de la misma formación, declararon ayer en el juzgado de Instrucción número 1 de San Sebastián en relación a las diligencias abiertas por un supuesto delito de amenazas o coacciones contra los empresarios que tenían adjudicadas las obras del tramo guipuzcoano de la autovía Irurzun-Andoáin. Ambos dirigentes políticos negaron ante el juez Andreu Merelles que hubieran amenazado en ningún momento a los constructores. Respecto a las visitas que ellos realizaron y a la reunión que mantuvieron con los empresarios el 28 de diciembre, indicaron que ésa no fue razón para que los constructores se negasen a continuar las obras.

Por otra parte, el abogado José María Elosúa, acusado por su presunta participación como intermediario en el secuestro de Emillano Revilla, ha sido designado por HB como portavoz en el pleno que se celebrará el día 31 en el Parlamento de Vitoria y en el que será elegido el próximo lehendakari.

HB ha solicitado, tanto a la Cámara vasca como a Instituciones Penitenciarias, que realice los trámites necesarios para que Elosúa pueda abandonar la prisión y pronunciar el día 31 el discurso elaborado por la formación radical.

Esta es la segunda ocasión en la que la coalición independentista presenta en el Parlamento vasco a un preso con motivo de la sesión de investidura del lehendakari. En 1987, HB designó a Juan Carlos Yoldi como candidato a lehendakari. En esta ocasión, la Mesa Nacional de ese grupo ha rechazado optar por la fórmula de la candidatura y presentar un portavoz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de enero de 1991