_
_
_
_

Hacienda aplaza "sine die' la revisión del catastro

La Secretaría de Estado de Hacienda ha aceptado la exigencia de los ayuntamientos de aplazar "sin una fecha determinada" la revisión del catastro. El aplazamiento fue anunciado por el ministro de Economía y Hacienda, Carlos Solchaga, a finales del pasado año 1989 como respuesta al clamor popular" contra la revisión de los valores catastrales.

En aquel momento Solchaga anunció un aplazamiento por un año, pero ayer el secretario de Estado de Hacienda, José Borrell, aceptó la exigencia de los ayuntamientos de "partir de cero" y realizar la revisión de "forma coordinada" entre Administración central y territoriales.

Este retraso, de momento indefinido, no significa, según reiteraron tanto Borrell como el secretario general de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Antonio González Triviño, que se renuncie a la modernización catastral.

Aunque Borrell no quiso poner fecha fija a la previsible entrada en vigor del nuevo catastro, sí sugirió que se pospondrá hasta un año después de la puesta en marcha de la reforma fiscal. Como la nueva ley de renta debe entrar en vigor en 1992, el catastro se retrasa, al menos, hasta 1993.

González Triviño advirtió que "jamás los ayuntamientos planteamos que quedara estancada la revisión, ya que eso sería una aberración y un principio regresivo desde el punto de vista fiscal". No obstante, explicó que la revisión debe afrontarse nuevamente en su conjunto y debe reflexionar sobre las valoraciones, los efectos fiscales, las variables de medición y el porcentaje de aproximación en relación al mercado".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_