Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Carlos Menem,

presidente argentino, se saltó ampliamente los límites de velocidad impuestos en las carreteras argentinas al circular a unos 150 kilómetros por hora en su nuevo Ferrari durante el trayecto entre Buenos Aires y la ciudad balnearia de Piamar. "He circulado normalmente, como un ciudadano vulgar y silvestre", señaló Menem. El Ferrari es un regalo personal de la fábrica italiana de motocicletas Ducati, pero Menem decidió donarlo al Estado tras la polémica desatada en la prensa, ya que la Constitución argentina no permite que el presidente reciba obsequio alguno en función de su cargo. Menem aludió a ese hecho en tono irónico, y dijo: "El presidente que venga después va a poder disfrutar de esta máquina".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de enero de 1991