Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Científicos franceses descubren una enzima vinculada al cáncer de mama

Washington

Científicos franceses han descubierto una enzima vinculada a la extensión del cáncer de mama que puede abrir nuevas vías para el tratamiento eficaz de este cáncer. Pierre Chambon, investigador que ha llevado a cabo el estudio publicado esta semana en la revista Nature, ha identificado esta enzima producida por el tejido que rodea los tumores cancerosos que, como metástasis del cáncer de mama, invaden diferentes partes del cuerpo, pero no está presente en los tumores iniciales que se localizan en una zona concreta y pequeña del seno.

Esta enzima, llamada Stromelisina-3,, forma parte de una familia dé proteínas que carcome el tejido que rodea las células en el estado embrionario del tumor. La nueva enzima parece penetrar a través de los tejidos que viculan los tumores de mama permitiendo a las células cancerosas extenderse más allá del tumor inicial y haciendo que los vasos sanguíneos alimenten el crecimiento de este tumor.

Chambon, que trabaja en el Instituto Inserm de Bioquímica de Estrasburgo (Francia), ha delimitado además el gen que porta las instrucciones para la producción de esta enzima. El científico francés estima que este gen está directamente relacionado con la extensión de los tumores de mama lo que, en su opinión, es muy importante porque las enfermas de este cáncer "no mueren de un tumor controlado, sino de la metástasis de ese tumor en otras partes del cuerpo".

El doctor William McGuire, jefe del Departamento de Oncología de la Universidad de Texas, en San Antonio (EE UU), ha comentado al conocer el descubrimiento que merece que se le preste atención y esfuerzos porque "el cáncer de mama cogido en un momento en el que todavía no se ha extendido es ciento por ciento curable". McGuire añadió que este descubrimiento puede permitir avances terapéuticos ya que el análisis de la existencia de rastros de Stromelisina-3 en el cuerpo puede ser una forma de detectar tumores en los senos en etapas muy tempranas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de diciembre de 1990