Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CINE /

Buenas intenciones, pobres resultados

La aparición de una nueva película es un verdadero milagro ante el que toda crítica es insuficiente porque haría falta un auténtico panegírico para saludar la existencia del producto. Es una pena, que al mirar los resultados atentamente la decepción sea inevitable en general. Lo normal es que las primeras obras de un director no presenten demasiado interés por la sencilla razón de que la mayor parte de sus energías se.concentran en la parte económica del proyecto.Contra el viento no es una excepción a la situación descrita, sino su confirmación más acabada. El nuevo director Paco Periñán ha tenido una buena idea, contar las relaciones amorosas de dos hermanos, pero no ha sabido traducirla a términos cinematográficos. Paco Periñán ha elegido a dos actores populares y con gancho, pero el que ambos hayan trabajado anteriormente en La blanca paloma no contribuye a aumentar su identificación con esta nueva propuesta, sobre todo para los que vieron la película de Juan Miñón.

Contra el viento

Dirección y guión: Paco Periñán. Intérpretes: Antonio Banderas, Emrna Suárez, Rosario Flores. Estreno: cine Madrid, sala 3.

Desde su estreno en San Sebastián, el director ha afinado el montaje de su película. Los dos actores hacen lo que pueden para dotar de veracidad y fuerza a las criaturas que interpretan, pero no logran superar -como tampoco el realizador- las barreras que limitan el alcance de la película. Es posible que, pese a estas circunstancias, la atracción del incesto permita que se hable más de Contra el viento que si la historia hubiera marchado por otros senderos.

En cualquier caso, ésa no es la única manera, ni siquiera la mejor, de garantizar la madurez de una narración cinematográfica, aunque estas insuficiencias no supongan una barrera infranqueable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de noviembre de 1990

Más información

  • 'CONTRA EL VIENTO'