Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Xavier Cugat fallece a los 90 años en Barcelona

El músico catalán, que popularizó en medio mundo el ritmo latino, será enterrado hoy en Gerona

El músico catalán Xavier Cugat falleció ayer a mediodía en la clínica Quirón de Barcelona, víctima de una insuficiencia cardiaca. El músico, de 90 años de edad, padecía problemas cardiacos desde hacía años, lo que le había llevado a ser ingresado en la citada clínica en 27 ocasiones durante la pasada década. La capilla ardiente se instaló ayer por la tarde en un tanatorio barcelonés y hoy, de nueve de la mañana a dos de la tarde, el cuerpo permanecerá expuesto en el Mercat de les Flors. Los restos del músico se trasladarán posteriormente a Gerona, en donde, a las cuatro de la tarde, está previsto que se celebre el funeral en la capilla del Carmen, situada en la plaza de I'Oli, lugar en el que nació.

En los últimos años Xavier Cugat combinaba su estancia en el hotel Ritz de Barcelona con los numerosos internamientos en la clínica Quirón, a la que acudió siempre -excepto en una ocasión en que se fracturó el fémur-, debido a problemas cardiorrespiratorios. El pasado día 8, el músico fue internado por última vez en la unidad de cuidados intensivos de la clínica y precisó en todo momento de respiración asístída. Cugat se encontraba atendido por su secretaria y compañera en los últimos años, Carmen Padrosa, quien fue la encargada de informar del fallecimiento del músico a su hermano, Enric Cugat, de 88 años, que reside en California."El colmo de mi ambición sería morir el 31 de diciembre de 1999". Cugat, que nació el 1 de enero de 1900, manifestaba este deseo, fatalmente incumplido, en su autobiografía. Gerundense de padre republicano y madre modístilla, apenas residió cuatro años en la plaza del Oli. Su padre fue expulsado de España y la familia se embarcó hacia La Habana. Un violín, regalo de Reyes de su infancia, marcó su futuro musical. A los nueve años, ya integraba un trío del cine Payret que ponía las corcheas al cine mudo.

Tras recorrer los cafés musicales de La Habana, en 1911 debutó en la orquesta sinfónica del Teatro Nacional de La Habana como primer violín. Aficionado a las caricaturas, hizo una a Enrico Caruso. El gran cantante le prometió su apadrinamiento si algún día se decidía y se instalaba en Estados Unidos. En 1912, Cugat decidió plantarse en Nueva York. Caruso estaba de gira y se encontró sin dinero ni padrino. Sobrevivió gracias a los cafésconcierto. En 1918 se casó con Rita Montaner, de la que se divorció tres años más tarde.

Trasladado a Los Ángeles, Cugat trabajó como caricaturista en Los Angeles Tímes, y Chaplin le propuso la composición de unas melodías para ilustrar uno de sus filmes. Conoció a Rodolfo Valentino, quien le consiguió la sala Coconut Grove del Ambassador para que actuara con su orquesta.

Un encargo periodístico le permitió conocer a su segunda esposa. Debía hacer la caricatura de Dolores del Río y la confundió con su doble, Carmen Castillo. Esta confusión terminó en boda en 1928. Otra vez al frente de una orquesta, en 1930, trabajó en el Tijuana, donde había una tal Rita Cansino que él bautizó como Rita Hayworth. Más tarde se dedicó a poner la música a producciones de Hollywood con ambientes latinos.

La historia sentimental de Cugat siempre estuvo relacionada con su carrera musical. Los empresarios le obligaron a poner una solista más joven que su esposa Carmen y ello repercutió en el matrimonio. En 1937 se casó con la modelo Lorraine Allen. Su relación duró tres años. En 1950 se casó con Abbe Lane, a la que hizo cantante solista de su orquesta. 15 años después hacía un último intento con Charo Baeza, en 1966, a la que también convirtió en cantante.

Entre los solistas que actuaron en su orquesta figuran nombres como Bing Crosby, Frank Sinatra, Jorge Negrete, Dean Martin y Jerry Lee Lewis, entre otros.

La cria de chihuahuas era uno, otro más, de los negocios paralelos de Cugat, quien también se dedicó a la fabricación de chocolate, intentó patrocinar un crecepelo, vendió vino español barato en Estados Unidos e intervino en un proyecto de casino en Ibiza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de octubre de 1990