Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:FLAMENCO

Juntos, pero no revueltos

Más vale solos... No sería justo añadir la coletilla. tradicional "que mal acompañados", porque los músicos que acompañaron a Ketama en esta ocasión tienen una reconocida categoría. Pero lo cierto es que el grupo flamenco funciona mejor solo.Como funcionan menos solos los latinoamericanos. Los argentinos, con el percusionista Domingo Cura como estrella, hacen una música plácida, casi ligera, en que sus bombos, tambores y tamboriles son casi siempre protagonistas. El dúo brasileño dejó constancia de su gran clase. Sebastiao Tapajos es un guitarrista extraordinario y realmente tuvo partes de una belleza. admirable, aunque en ocasiones quedara un tanto oscurecido por la formidable exhibición del percusionista Marcos Suzano, quien con una batería de los más insólitos instrumentos hace verdadera! diabluras. Después, ya con Ketama, su papel fue el de comparsas de lujo. No podía ser de otra manera, pues probablemente desconocen la música de éstos y en cualquier caso no están preperados para interpretarla. Es el problema de este tipo de conciertos, en que se junta a músicos de distintos signos con la aspiración de que integren en una sola sus propias expresiones musicales. Y esto se hace sin preparación, fiándolo a la improvisación. Aunque los intérpretes tengan una jerarquía indiscutible, no resultó en este caso, pese a la buena voluntad de todos y al entusiasmo de un público entregado.

Encuentros Quinto Centenario

Ketama + Percusiones Latinas. Teatro Nuevo Apolo. Madrid, 12 de octubre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de octubre de 1990