Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las emisarias de la nación

Janet Paterson Frame Clutha nació el 28 de agosto de 1924 en Dunedin, Nueva Zelanda. En la noche del 9 de enero de 1923 moría en Fontainebleu la neozelandesa, compatriota también en la pequeña nación de las letras, Katherine Mansfield. La secuencia temporal entre la muerte de una y el nacimiento de la otra marca en los hechos una fractura que con los años se pronunciará en las divergencias de los estilos literarios.Es llamativo que Nueva Zelanda sea conocida en el mundo más que nada por sus mujeres, las escritoras Katherine Mansfield y Janet Frame, la precursora de los vuelos globales en la aviación civil Jean Batten -muerta en el anonimato en Mallorca en 1982-, la soprano maorí neozelandesa Kiri Te Kanawa y ahora la directora de cine Jane Campion.

Frame es una poetisa vigorosa, profundamente distanciada de la corriente imaginista que marcó ferozmente la estética sajona en poesía desde Pound en adelante, apalancada por Thomas Stearns Eliot. El verbo de Frame está más próximo a la generación golpeada directamente por la guerra" de la que son exponentes Robert Graves y Sigfried Sassoon, guardando las distancias temporales que les separan. Una personalidad profundamente torturada que ha escapado a la medianía neozelandesa, caracterizada entre otras cosas por un igualitarismo que .se ha traducido en el rasero que excluye la posibilidad de una individualidad discrepante. Frame sufrió esta peculiaridad de la sociedad en la que vive, y es probable que esa presión haya determinado en parte la fuga desesperada de Mansfield hacia Europa. Lo cierto es que en Nueva Zelanda Katherine Mansfield tuvo por mejor amiga no a una descendiente de europeos, sino a la maorí Maata Mahupuku.

"...Es sabio / no olvidar jamás la permanente impermanencia del / sepulcro, / su suelo de arcilla, él núcleo fundido de la tierra, su tejado / sin tejas, la lluvia y los rayos del sol flechándose / por las rendijas de puertas y ventanas...", dice Frame en sus reflexiones poéticas sobre la muerte, tema que ronda su obra, iniciada en 1951 con su colección de relatos -que es como en una época empezaban los escritores- La laguna. Este libro fue el sello con el que Frame cerró ocho años de confinamiento en un hospital psiquiátrico. Podía ser distinta y sostener precisamente esa diferencia en la palabra, simplemente siendo fiel a ella, algo pasado de moda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de septiembre de 1990