Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Desafortunadas declaraciones

Leo con asombro las declaraciones que hace a su periódico, el pasado día 25 de agosto, doña Elena Vázquez -consejera de Integración Social de la Comunidad de Madrid- en relación a los servicios sociales municipales que se prestan desde las juntas municipales de distrito de este Ayuntamiento, las cuales, evidentemente, atentan contra la dignidad y profesionalidad de los funcionarios del admirable y abnegado servicio que es el Social Municipal, y desde luego una ofensa tanto para el que lo recibe como para el que en él trabaja.El que la consejera del Gobierno socialista de la Comunidad de Madrid se tenga que disfrazar con vaqueros sucios para conseguir papeles en una junta municipal, cuando nosotros no darnos papeles, sino que lo que proporcionamos son ayudas, y desde luego no creo que para solicitar ayuda de los Servicios Sociales se tenga que personar uno desaseado para impresionar a personas que conocen a la perfección y día a día su trabajo y los problemas sociales de sus distritos, denota por parte de la consejera responsable de la Integración Social en la Comunidad de Madrid total desconocimiento y falta de sensibilidad respecto a lo que son necesidades sociales en un municipio.

Por otra parte, confunde ser feminista con femenina, y desde luego, que las funcionarias se pongan pulseras -joyas en los brazos-, según la consejera, es normal, y así se demuestra en la historia de este mundo, cuando los primeros vestigios que se encontraron del hombre en hallazgos arqueológicos fueron adornos de mujer, tales como pulseras.

No creo que nadie piense, y menos la señora consejera, que para atender a los vecinos que lo precisen los trabajadores de los Servicios Sociales tengan que llevar uniformes de harapos en los tiempos que corren.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Por favor, respeto por los funcionarios, vecinos e instituciones; los experimentos hay que hacerlos con gaseosa, nunca con profesionales, y mucho menos haciéndose pasar por el vecino que necesita ayuda y es atendido correctamente por los Servicios Sociales en las juntas municipales de distrito.- Concejal delegado del Área de Coordinación y presidente de la Junta Municipal de Retiro.

En beneficio de la señora consejera de Integración Social, doña Elena Vázquez, me gustaría creer que sus manifestaciones a ese diario, publicadas el pasado 25 de agosto, han sufrido algún error de transcripción. Pero me temo que no es así y que son fiel reflejo de sus propias palabras.

Es poco seno y ejercicio de pobre demagogia manifestar que "de vez en cuando se pone unos vaqueros para ir a los centros municipales de servicios sociales a simular cualquier petición informativa, para encontrarse con señoras enjoyadas ajenas a la problemática social".

Por su cargo y responsabilidad, la señora Vázquez deberia saber que las personas que informan y trabajan ejemplarmente en los servicios sociales son mayoritariamente asistentes sociales con una larga entrega y experiencia en su cometido, sin que el hecho de que lleven un anillo o un collar sea un signo negativo respecto a su labor.

Me gustana comprobar que la señora Vázquez se manifiesta con más prudencia en lo sucesivo y se preocupa de solucionar sus propios asuntos sociales, que requieren una dedicación absoluta, sin perder tiempo en ofender gratuitamente a quienes entregan lo mejor de ellos en el desarrollo de su labor.

Y una apostilla final: si la señora consejera tiene otra vez la tentación de ponerse unos vaqueros viejos como disfraz, quiero advertirla que no es imprescindible que estén sucios.- Emilio Palencia Largo. Consejero del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS