Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA NOCHE DE LA 'AMBICIÓN RUBIA'

Un aperitivo japonés

El trío donostiarra 21 Japonesas se enteró solo 24 horas antes del concierto, de que serían teloneros de Madonna en el estadio Vicente Calderón."Estábamos rodando en San Sebastián un vídeo de la canción Cerca del aire cuando nos lo propusieron. Nos quedamos de piedra. Enseguida aceleramos la grabación y terminamos el vídeo a las seis de la mañana del día siguiente", declaró Txetxo Bengoetxea.

Txetxo Bengoetxea, Luis Camino y Alfredo Beristáin forman desde 1987 el grupo 21 Japonesas. Vecinos del mismo barrio de San Sebastián, acaban de publicar su tercer disco, titulado El paso del tiempo, producido por una discográfica británica que distribuye este trabajo en siete países.

Luis Camino asegura que es complicado ser telonero porque las condiciones impuestas son muchas. No pueden tocar más que media hora, no tienen derecho a llevar sus propios equipos y casi no tienen poco tiempo para ensayar. "Pero nos atrajo la historia porque Madonna es .divertida. Es una cantante que respetamos porque no es una vaga sino que ha conseguido ser una macroestrella gracias a su dedicación profesional", afirmó Camino.

Acusaciones

El trío se mostró indiferente frente a la carga polémica que la cantante norteamericana arrastra después de sus actuaciones en Roma y Londres, donde sectores conservadores la acusaron de blasfema y profana. "Nosotros no tenemos un síndrome religioso y compartimos con ella más de una opinión frente al tema. Ella comunica sensaciones y nos merece más respeto que unos cuantos obispos polillas", dijeron.

Los donostiarras no saben a ciencia cierta por qué los han elegido a ellos para abrir el primer concierto de Madonna de su gira española. "Nos han comentado que podemos sacar adelante nuestra actuación gracias a nuestro alto nivel musical, sobre todo como instrumentistas. Aunque las condiciones de sonido no van a ser óptimas porque no las hemos podido verificar", señalaron.

21 japonesas se toma esta actuación como un paso en su carrera y, no como un hito profesional. "Es tan importante como el vídeo que estábamos grabando o nuestra presentación de hoy en La Rinconada, en Sevilla", señaló Bengoetxea. "En definitiva", dicen, "estamos contentos. Ellos han asumido lo que significa ser teloneros y están satisfechos: "Sabemos que somos el aperitivo japonés de Madonna y que nuestra misión es calentar al público. Pero nos divierte y queremos sonar bien".

Anoche, 21 Japonesas no contó con la presencia de su guitarrista habitual, Alfredo Beristáin, convaleciente de una intervención quirúrgica en el talón de Aquiles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de julio de 1990