Cartas al director
i

Intoxicación

En la edición del 19 de julio en la noticia respecto al juicio contra los ex confidentes policiales José Luis Espinosa y Antonio Alfonso González por el asesinato frustrado contra Antonio Cubillo, su periódico recoge una afirmación calumniosa respecto al FRAP. Una afirmación intoxicadora y de origen policíaco ya antigua, con casi 10 años de vida, que hemos desmentido oportunamente desde un primer momento, pero que, una vez más, vuelve a aparecer disfrazada de hecho objetivo, en esta ocasión en las páginas de su periódico.Sería lamentable y merecería igualmente nuestro desmentido

Pasa a la página siguiente

Viene de la página anterior

público, si esta afirmación apareciese como lo que es: una cortina de humo, un intento de confusión por parte de algunos de los procesados en este caso. Pero es aún mucho más lamentable e inaceptable por cuanto no se presenta como la afirmación particular del tal o cual individuo, sino como un hecho objetivo y rigurosamente probado.

El Frente Revolucionario Antifascista y Patriota, instituido el 6 de enero de 1974 como marco unitario de la lucha antifranquista, tuvo como presidente a Julio Álvarez. Vayo, como vicepresidentes a Elena Odena, J. Moreda, Vicente Pérez Plaza y yo mismo. Álvarez del Vayo y Elena han fallecido: J. Moreda se retiró de la actividad política por motivos personales, y Pérez Plaza escogió el camino del acomodo como funcionario del PSOE. En estas circustancias, me cabe a mí la obligación -por mi condición de ex-vicepresidente del FRAP y actual primer secretario del PCE (m-1)- restablecer la verdad y desmentir por enésima vez esta tergiversación calumniosa.

Ni Espinosa, ni Alfonso González pertenecieron nunca al RAP ni como militantes ni, mucho menos como dirigentes. El intento de involucrar al FRAP y al PCE (m-1) -y por tanto a mí mismo- en una trama de terrorismo de Estado del post-franquismo, es tan turbio, provocador y de corte policíaco como los mismos hechos que se contemplan en este proceso, y completamente falso en todos sus extremos.

El FRAP dio un ejemplo de lucha contra el franquismo, en el que llegó a hacer uso de las armas contra la dictadura. Sólo contra la dictadura. Jamás se prestó a actividades criminales ni a dudosas tramas, ni contra Antonio Cubillo (al que conozco personalmente), ni contra ningún otro-

. Primer Secretario del PCE (m-1). .

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de julio de 1990.

Lo más visto en...

Top 50