Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un general de Tierra, jefe de la cúpula militar que será nombrada mañana

El Gobierno nombrará mañana, a propuesta del ministro de Defensa, Narcís Serra, al nuevo jefe del Estado Mayor de la Defensa, cargo que ocupará el actual capitán general de Madrid, José Rodrigo Rodrigo, del Ejército de Tierra, y a los demás miembros de la cúpula militar. Serra informará hoy a los consejos superiores de los tres ejércitos de la composición de la Junta de Jefes de Estado Mayor (Jujem). La actual cúpula militar, nombrada en noviembre de 1986, se encontraba en una situación de interinidad desde el pasado octubre.

La ley de criterios básicos de la Defensa Nacional señala que los miembros de la Jujem son elegidos por "el Consejo de Ministros, a propuesta del Ministro de Defensa y oídos el jefe del Estado Mayor de la Defensa y el Consejo Superior del Ejército respectivo". Con objeto de cumplir este último trámite han sido convocados para hoy los consejos superiores de los tres ejércitos (el de Tierra tenía prevista una reunión ordinaria; mientras que los de la Armada y el Aire fueron convocados con carácter de urgencia), a los que Serra comunicará los nombres de los nuevos integrantes de la cúpula militar.El candidato mejor situado para la jefatura del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), cargo al que la ley define como "principal colaborador del ministro en los aspectos operativos de la política militar", es el capitán general de Madrid, José Rodrigo Rodrigo, de 62 años, que accedió a este puesto en junio del año pasado. Rodrigo trabajó en el Ministerio de Defensa, como subdirector general de Asuntos Internacionales, entre 1985 y 1987, año que en que fue nombrado jefe de la División Acorazada Brunete.

El turno de Tierra

El nombramiento de Rodrigo supone que Narcís Serra ha decidido respetar la rotación de los tres ejércitos al frente de la Jujem. El actual Jemad, Gonzalo Puigcerver, pertenece al Ejército del Aire, y el anterior, Ángel Liberal, a la Armada, por lo que ahora le toca el turno a Tierra. Responsables del Ministerio de Defensa habían reiterado en los últimos meses, sin mucho convencimiento, que no tenía por qué mantenerse esta ley no escrita.El capitán general de la Región Militar Sur, Ramón Porgueres Hernández, será con toda probabilidad el nuevo jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra. Porgueres, que ha ocupado entre otros cargos el mando de la Guardia Real, fue quien anuló la orden del gobernador militar de Córdoba, José Cassinello, que autorizó a sus subordinados a disparar contra los piquetes durante la huelga general del 14 de diciembre de 1988.

Ramón Fernández Sequeiros, jefe del gabinete de Serra desde 1986, ocupará muy probablemente la jefatura del Estado Mayor del Ejército del Aire, desde donde deberá hacer frente a la profunda crisis en que se encuentra inmersa la Fuerza Aérea, como consecuencia del contencioso de los pilotos que quieren pasarse a la Aviación Comercial.

Para el cargo de jefe del Estado Mayor de la Armada, todos los pronósticos apuntan al almirante jefe de la Flota, Gonzálo Martín-Granizo, artífice de la puesta en marcha del Grupo Aeronaval de Combate, encabezado por el portaacronaves Príncipe de Asturias.

Otros nombres barajados en círculos militares, como el representante ante el Comité Militar de la OTAN, José Ramón Pardo de Santayana, el jefe del Cuarto Militar del Rey, Jaime Barra Alcántara, el segundo jefe del Estado Mayor de la Armada, Carlos Vila, o el jefe del Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire, Emilio Recuenco, se consideran descartados o, cuanto menos, improbables.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de mayo de 1990

Más información

  • Serra comunica hoy su decisión a los ejércitos