Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Música clasificada 'X'

Los discos llevaran en Estados Unidos una etiqueta que advierta sobre el peligro moral de las letras

Las compañías discográficas norteamericanas que lo deseen podrán colocar -a partir del mes de julio- en sus productos una nueva etiqueta de aviso moral que pretende advertir a los consumidores sobre el contenido del disco que van a comprar. La etiqueta, un equivalente a los famosos rombos utilizados por Televisión Española en los años sesenta y setenta, pretende proteger y orientar al consumidor acerca del impacto de las canciones con letras relacionadas directamente con el sexo, la violencia, el suicidio y el uso de drogas.

La etiqueta, en la que puede leerse: "Parental Advisory-Explicit Lyrics", se podrá colocar en los discos a partir del mes de julio, según anunció el pasado miércoles en Washington el presidente de la Recording Iridustry Association of América (RIAA), Jay Berman. Según Berman, el uso de esta etiquella será voluntario, y su utilización sólo dependerá de la decisión de las compañías de discos o de los propios artistas que lo deseen.La etiqueta de parental advisory es de color blanco y negro tendrá medidas y color estandarizados y deberá colocarse debajo del celofán que suele envolver los discos, los compactos y las casetes.

Los planes para la creación de esta etiqueta de aviso moral fueron anunciados el pasado mes de marzo durante una conferencia de la Asociación Nacional de Vendedores Discográficos, en un intento de evitar una intervención directa por parte del Gobierno.

En estos momentos, 19 Estados de la Unión consideran la posibilidad de crear legislaciones especiales para proteger al consumidor de los efectos negativos que pueda causar la audición de una canción con una letra considerada fuerte.

El 90% de las compañías discográficas norteamericanas pertenece a la RIAA, y la gran mayoría de sus responsables está a favor de la utilización de la etiqueta de aviso moral.

La aparición de la nueva etiqueta coincide con un nuevo boom del rap, ritmo que comenzó a oírse en los barrios pobres y marginales de Nueva York y que hoy puede escucharse sin cesar en cualquier emisora del país.

Los sociólogos aseguran que esta moda terminará desvaneciéndose como ocurrió con las pintadas, pero parece que en estos momentos este tipo de música está en auge y que las letras de los grupos más famosos contienen continuas referencias al acto sexual, el uso de drogas, en favor del suicidio, la violencia, así como tendencias políticas radicales.

Esta situación ha provocado algunas quejas durante los últimos meses. En Florida, un juez ha prohibido la venta de un disco del grupo Public Enemy por las referencias antisemitas en las letras de sus canciones. Los cantantes de rap critican a toda la sociedad, y sus demoledoras letras alcanzan a los colectivos de emigrantes, las mujeres -a las que tratan con desprecio y violencia- y también a la policía.

Incitación

Lo mismo ocurre con los grupos de rock duro, que en algunos casos incitan a las audiencias de sus recitales al suicidio y al consumo de drogas.El mercado de la música violenta, sin embargo, está produciendo dólares. El rap, el rock más duro están de moda. Los practicantes de esta música urbana opinan que son "los informadores de la sociedad marginal" y que se limitan a contar las cosas tal y como las ven. El rap -una palabra inglesa que significa censura, crítica y golpear- nace de una sociedad pobre y marginal.

Un sociólogo de la Universidad de Berkeley ha declarado que el rap es "el libre fluir del rencor de una cultura, joven y marginal; se trata de la reacción espontánea de millones de norteamericanos que contemplan el mundo con rabia y sin esperanza". La aparición de la etiqueta no ha provocado la reacción de las compañías marginales. Muchas de ellas no colocaran los rombos en sus discos.

Los grupos de rap norteamericanos más polémicos, algunos de ellos compuestos por muchachos de raza negra, son Guns N'Roses, Public Enemy, The 2 Live Crew, NWA y Jungle Brothers. Algunas de sus letras han sido muy polémicas. En Florida, el grupo The 2 Live Crew ha sido acusado de vulnerar las leyes de obscenidad por su canción As nasty as they want to be, que ha sido calificada por la revista Newsweek como "el Kamasutra en lenguaje marginal". Guns N'Roses también ha tenido críticas por su canción Used to love her. Muchos consideran que su letra contiene frases violentas. En una de ellas, el grupo explica rítmicamente: "Yo la quería, pero tuve que matarla. / Yo la quería, pero tuve que matarla. / Ella era una puta, y yo me volví loco, / pero ahora soy féliz".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de mayo de 1990