Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:MÚSICA CLÁSICA

Renovar la tradición

El Orfeón Donostiarra es una institución ejemplar de la vida musical española. Su origen se remonta a Finales del siglo pasado. En los últimos años está experimentando un proceso de renovación. Salta a la vista la juventud de una gran parte de sus componentes.Mantiene la elegancia en la línea de canto, la afinación, la conjunción de las diferentes cuerdas vocales. Algunas realmente excepcionales, como la de tenores; otras, sin adquirir aún la personalidad de antaño, como la de mezzosopranos. Pero en cualquier caso cantan (no gritan), matizan, expresan, emocionan.

Su visita anual a Madrid es siempre una bocanada de aire fresco. Son aficionados. Nadie lo diría, viendo el nivel de los llamados profesionales. Sin embargo, no figuran en el avance de programación de la próxima temporada con la ONE: inmenso error. No estamos tan sobrados de coros de calidad en España como para prescindir de su presencia.

'Réquiem' de Berlioz

Orquesta Nacional de España. Director: Rafael Frühbek de Burgos. Orfeón Donostiarra. Director: José Antonio Sainz Alfaro. Solista: Aldo Baldín (tenor). Auditirio Nacional. Madrid, 4, 5 y 6 de mayo.

El movimiento coral no acaba de cuajar aquí con la fuerza de otros países europeos. No obstante, la necesidad de coros en música es como la de las bibliotecas en literatura. Antes se cantaba en coros ligados a las parroquias Ahora debería hacerse en todos los colegios.

El Réquiem de Berlioz es una obra espectacular, con sus cuatro agrupaciones de metal en las tribunas posteriores al escenario o en los anfiteatros laterales. Hay en algunos momentos un clima prewagneriano; sus hallazgos tímbricos, armónicos o de instrumentación siguen sorprendiendo por su anticipación en el tiempo.

Frühbek de Burgos atendió más a la arquitectura que a los detalles. Su versión fue eficaz, germánica, bien construida y controlada (salvo algún momento esporádico).

La orquesta respondió con contundencia y seguridad a las indicaciones del director. El éxito fue grande.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de mayo de 1990