El ELN colombiano libera a Martín Berrocal

La organización guerrillera colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN) liberó ayer en Quito (Ecuador) al empresario español Pablo Martín Berrocal, tras pagar su familia un millón ole dólares (en torno a los 110 millones de pesetas). Un familiar del empresario, que prefirió permanecer en el anonimato, reconoció a este periódico la existencia previa de contactos con la organización guerrillera tendentes al pago del rescate. El embajador español en Quito, Juan Manuel Egea, declaró que vio a Martín Berrocal con aspecto "cansado" y que en la tarde de ayer descansaba en la residencia del diplomático. El Ministerio del Interior español señaló que Martín Berrocal se encuentra bien de salud y confirmó la autoría del secuestro por parte del ELN.

Más información

Pablo Martín Berrocal, de 55 años, fue liberado a primera hora de ayer en el centro de Quito, junto a la plaza de toros de la que es propietario y dónde hace más de ocho meses, exactamente el 9 de agosto, fue secuestrado. Los secuestradores trasportaron desde un lugar desconocido a Pablo Martín Berrocal en un automóvil.Una, vez libre, el empresario se dirijió al hotel Quito, lugar donde siempre se alojaba cuando se trasladaba a Ecuador y donde su mujer, Blanca Paradela, y su yerno, Ignacio Herrero, tenían reservadas unas habitaciones desde hace escasos días.

Al llegar al hotel, el empresario no encontró a sus familiares, ya que estos se hallaban en casa de unos amigos ecuatorianos, según dijo el citado familiar. Martín Berrocal se puso en contacto telefónico con su mujer y yerno, y una vez reunidos se dirigieron a la residencia del embajador español en la capital ecuatoriana Juan Manuel Egea, donde llegaron a las 1.45 horas de ayer (a las 71.45, hora peninsular española.

El embajador agregó que se apreciaban signos de cansancio en el liberado y que a continuación se retiró a descansar. Juan Manuel Egea no quiso ser más explícito ni revelar algún detalle que le contó Martín Berrocal a la llegada a su domicilio, a la espera de que el propio empresario convoque: una cenferencia de prensa.

Un familiar del empresario reveló ayer que "desde hace tres días se esperaba la noticia de la liberación" y que por esa razón Blanca Paradela y su yerno habían viajado de nuevo a Ecuador a la espera del fin del secuestro Blanca Martín aseguró que su padre no recibió buen trato durante su secuestro. "Él dice que no le han tratado) bien, y que ha estado en tres sitios distintos. Dos debían ser en ciudad, o en un sitio cerrado, y otro en campo abierto".

Carta manuscrita

La familia contó con el asesoramiento de una firma internacional del ramo de seguros, especializada en secuestros.

Las mismas fuentes revelaron que los secuestradores enviaron una carta manuscrita y una fotografía de Berrocal con un periódico en las manos, para mostrar que se encontraba bien y facilitar las negociaciones, informa Francisco Mercado. La familia no quiso decir la fecha que señalaba el periódico.

El contacto entre secuestradores y familiares de Berrocal corrió a cargo de un pariente directo. "Durante su encierro", relató la citada fuente, "Berrocal ha leído mucho, ha pasado hambre, hasta el punto que algunas veces pedía galletas, y se sabe de memoria las canciones de José Luis Perales".

Un portavoz oficial del Ministerio del Interior confirmó ayer que la. autoría del secuestro correspondía al ELN colombiano, dirigido por el cara español Manuel Pérez. Este portavoz dijo desconocer si la familia había pagado rescate y añadió que la actuación del Gobierno español se había limitado a "incentivar" a las autoridades ecuatorianas para que agilizasen la liberación del empresario.

El 15 de agosto pasado, seis días después del secuestro, llegaron a Quito dos agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, quienes ayer a primera hora de la mañana se pusieron en contacto con el Ministerio del Interior para informar de la liberación del secuestrado.

El citado portavoz de Interior manifestó que el empresario Pablo Martín Berrocal se encontraba bien de salud "dentro de lo que cabe, porque es lógico pensar que no está en óptimas condiciones tras ocho meses de secuestro".

Martín Berrocal frecuentaba Quito desde 1988, cuando compró la Plaza Monumental de Toros de esa ciudad. Precisamente la noche del 9 de agosto del año pasado, cuando salía de allí y se dirigía al hotel fue secuestrado. Seis hombres que vestían prendas militares y portaban ametralladoras interceptaron el vehículo del empresario y, luego de amordazar al chófer, le obligaron a subir a un vehículo todoterreno.

Muchas versiones se dieron inicialmente sobre los posibles autores del secuestro. Se llegó a pensar incluso que un comando de ETA había viajado a Ecuador para cometer este delito. Esta versión se descartó, entre otras cosas, porque según el chófer de Berrocal, los secuestradores tenían el acento propio de los hombres de los Andes.

Casi dos meses después se habló por primera vez de la posibilidad de que Martín Berrocal estuviera en poder del ELN. Aunque en Colombia jamás se negó o se adoptó oficialmente esta versión, a nadie le pareció descabellada. En este país diariamente se realizan cuatro secuestros.

Al principio se dijo que la exigencia para la liberación de Martín Berrocal el pago de 1.000 millones de pesetas. Finalmente la única condición para su liberación fue el pago de más de un millón de dólares.

El ELN, que nunca ha reconocido la autoría del secuestro del empresario, es uno de los grupos guerrilleros que más utiliza este tipo de extorsión. La organización guerrillera colombiana secuestra para mejorar sus finanzas y también lo hace con fines políticos.

Es noticia diaria en Colombia la retención de alcaldes, políticos o periodistas que recuperan la libertad llevando un mensaje del ELN. En 1982, según cifras oficiales, este grupo insurgente realizó nueve secuestros; en 1988, esta cifra ya había llegado a los 299. Se cree que de los más de 600 secuestros que se han realizado en lo que va de año gran parte tienen como autora a la guerrilla del cura español.

Según estimaciones hechas por las autoridades colombianas el ELN, entre 1982 y 1988, recibió unos 800 millones de pesetas como fruto de secuestros.

En los últimos días han corrido fuertes rumores sobre la división de este grupo insurgente. Se afirmó incluso que el cura Pérez había sido asesinado por sus compañeros.

Enemigo número uno

Según esta versión a Pérez se le acusa de desviar los fondos de la organización y proteger económicamente a la organización terrorista ETA Militar. Los elenos han desmentido estos rumores y aseguraron que su organización, que en los últimos tres años ha realizado 349 sabotajes contra empresas multinacionales del petróleo, continúa unida en su tarea de construir un poder popular. El sábado pasado se dio a conocer la noticia de que las fuerzas armadas hicieron el ofrecimiento -por segunda vez- de 100 millones de pesos (25 millones de pesetas) como recompensa a quien diera información sobre el paradero del ex cura español.

El ELN es el único grupo guerrillero que nunca ha aceptado las ofertas de paz del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 15 de abril de 1990.

Lo más visto en...

Top 50