Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ECOLOGÍA

Se inician las obras del vertedero de Aranguren, protegidas por la Guardia Civil

Numerosos efectivos de la Guardia Civil protegieron en la mañana de ayer la entrada de la maquinaria pesada en el valle navarro de Aranguren, para iniciar los trabajos de construcción de un centro de tratamiento de residuos sólidos urbanos de Pamplona, que los vecinos de la zona llaman simplemente "basurero" y que han venido rechazando en los últimos años.

Una violenta carga de la Guardia Civil, para despejar la carretera de acceso al término municipal de Góngora, en el que se instalará el centro, produjo hace una semana ocho heridos y cinco detenciones, entre ellas las de varios alcaldes, y provocó al día siguiente una huelga general en el valle.

Desde esa fecha, centenares de personas han mantenido cortados los accesos al valle navarro con barricadas formadas con tractores, vehículos particulares, materiales de obra y pacas de paja.

Ayer la Guardia Civil logró apartar varias de esas barricadas y la maquinaria de la empresa adjudicataria del proyecto, Agromán, comenzó los movimientos de tierra en Góngora. Los habitantes del valle, que han tenido en todo momento una postura activa en su defensa, mantienen un campamento habitado día y noche junto a una barricada que impide el paso por la carretera general del valle. La Guardia Civil, desde un helicóptero, instó ayer a los vecinos en varias ocasiones a eliminar la barricada sin que se produjeran incidentes.

La carga de la Guardia Civil provocó la retirada del apoyo que Herri Batasuna daba al proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de abril de 1990