Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FIN DEL PROCESO ELECTORAL

La derecha agrupó sus votos para vencer al PSOE

ALEX GRIJELMO El Partido Popular gano las elecciones celebradas ayer en Melilla como repetición de las que se desarrollaron el pasado 29 de octubre, que fueron anuladas por los tribunales a causa de irregularidades en el proceso electoral y en las que había obtenido el triunfo el partido socialista. Los votos del PSOE han descendido en esta segunda vuelta, mientras que el PP ha obtenido ahora los sufragios que entonces correspondieron al CDS y al Partido Nacionalista de Melilla (PNM), que ayer registraron un claro descenso. Estos resultados ocasionan que el PSOE no alcance la mayoría absoluta en el Congreso, puesto que el escaño melillense será ocupado por Jorge Hernández Mollar, del PP. Los dos puestos en disputa para el Senado también fueron para el PP.

El PSOE obtuvo en octubre el 41,22% de los votos, con una participación del 53%. Ayer sumó un porcentaje del 38,28, con una afluencia a las urnas del 51,9%. El PP pasa de un 38,97% al 55,93% que le da la victoria. Este aumento de 17 puntos se explica en gran parte con las pérdidas que muestran el CDS (del 8,36% pasa al 1,80%) y el PNM (del 7,13% pasa al 1,70%), más la repercusión de las abstenciones.Por número de votos con respecto a las elecciones del 29 de octubre del año pasado, el PP obtuvo ayer 2.077 votos más, mientras el CDS y PNM registraron ayer pérdidas de 1.326 y 1.102 votos, respectivamente. El PSOE, por su parte, obtuvo ayer 6.642 votos frente a los 8.079 conseguidos el pasado 29 de octubre.

Por vez primera, unas elecciones en España han experimentado el efecto de la segunda vuelta, mecanismo que no prevén las leyes electorales españolas. En este caso -como ocurre en otros países que emplean tal sistema-, el sufragio de los pequeños partidos se ha transformado en voto útil, y ha pasado a apoyar a una de las opciones mayoritarias en detrimento de la otra.

El voto musulmán

El triunfo del PP fue anunciado por Alberto Ruiz Gallardón, dirigente del partido, a las diez de la noche, tras conocer los resultados de los colegios donde mayor número de votos habían obtenido anteriormente el PNM y el CDS. Los votos de los musulmanes -"el voto marroquí" en la terminoloaía del PNM- se mantuvieron fieles al PSOE, según los permiten deducir los escrutinios en sus colegios. La abstención se situó principalmente, según datos oficiales, en las mesas de la periferia, mayoritariamente de voto socialista.

Manuel Céspedes, delegado del Gobierno, compareció ante la Prensa poco después de las diez de la noche para felicitar al PP por su victoria y difundir los primeros datos provisionales. En una conferencia de prensa posterior, a las 11 de la noche, Céspedes resaltó la limpieza del proceso electoral.

Céspedes fue preguntado por las razones de la derrota socialis ta, y señaló que es "obvio" el trasvase del CDS y el PNM al Partido Popular; y que el descen so de la participación ha perjudi cado al PSOE. Preguntado si no tendrá también alguna influencia el caso Juan Guerra, respondió que no lo parece puesto que se mantiene muy similar el nivel del voto socialista.

El diputado electo Jorge Hernández comentó: "Con estos resultados, el CDS desaparece del mapa político local y ya no tiene nada que decir a los melillenses".Según Hernández, la consecu ción de un estatuto de autonomía para Melilla será su principal ob jetivo en el Congreso de los Diputados.

Manuel Cespedes coincidió un momento en el centro de prensa de la Delegación del Gobierno con Alberto Ruiz Gallardóri, a quien felicitó personalmente por los resultados conseguidos. El dirigente del Partido Popular anunció para medianoche una conferencia de prensa. Por su parte, el PSOE -que había anunciado a su vez que ofrecería datos y declaraciones- dio por concluida la jornada sin cumplir tales promesas.

La fiesta de los militantes del PP era ruidosa anoche en Melilla. Los coches con emblemas del partido recorrían las calles, y sus dirigentes brindaron con champaña en su sede.

Este resultado impide al PSOE disfrutar de su tercera mayoría absoluta y, estando pendiente la decisión del Tribunal Constitucional sobre los diputados de HB, condiciona asimismo su mayoría en las comisiones de investigación parlamentaria, entre ellas la que la oposición desea promover para que aborde a fondo el caso Juan Guerra.

Ayer, el dirigente del PP Luis Ramallo declaraba en Melilla tras conocerse los resultados: "Espero que Felipe González renuncie a tener la mayoría ponderada en las comisiones, porque no creo que quiera poner sobre la mesa en aval de los votos de HB para obtener la mayoría absoluta".

En cuanto a los dos escaños en disputa para el Senado, los resultados a favor del PP fueron también contundentes. Cuando se había escrutado el 80% de los votos, los candidatos del PP Carlos Benet y José Luis Poza habían obtenido 7.150 y 6.800 votos, respectivamente, frente a los 4.900 y 4.650 para los candidatos del PSOE Miguel Lahoz y Juan José Suárez.

Carlos Benet, nacido en Melilla en 1956, ya era senador en la pasada legislatura, mientras José Luis Poza, nacido en Tenerife en 1947, se incorpora por primera vez a la Cámara alta. El diputado electo, Jorge Hernández, tiene 44 años y es natural, de Melilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de marzo de 1990

Más información

  • El PP obtuvo los dos escaños del Senado y el del Congreso en las repetidas elecciones en Melilla