Rechazadas las enmiendas a la totalidad del proyecto de ley del medicamento

El proyecto de ley del Medicamentos tiene ya luz verde para iniciar su tramitación definitiva, una vez que las enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos del PP e IU fueron derrotadas ayer en el Pleno del Congreso por 191 votos en contra, 98 a favor y una abstención. El PSOE rechazó, tanto la petición de IU de crear un sector público de investigación de medicamentos, como las acusaciones del PP relativas a que la ley interfiere en el ejercicio de las profesiones sanitarias.El ministro de Sanidad, Julián García Vargas, manifestó, al principio de su intervención, que el proyecto legal sigue la línea del concepto consagrado recientemente por la Organización Mundial de la Salud relativo al fomento del uso racional de los medicamentos. Esos requisitos -condiciones a que se debe ajustar la investigación de nuevos medicamentos, los ensayos clínicos, la experimentación en humanos y la comercialización se recogen también en el proyecto de ley, así como la vigilancia frente a posibles reacciones adversas, que deben ser declaradas.

El proyecto regula, asimismo, el marco legal en que debe moverse la industria farmacéutica para asegurar el acceso al mercado y faculta a la Administración para la intervención directa en los precios de los fármacos y para primar la investigación dirigida a productos terapéuticamente necesarios.

Al mismo tiempo se promociona la utilización de denominaciones comunes internacionales; se controla el abuso de marcas comerciales y se fija la actuación profesional de médicos, farmacéuticos y veterinarios. Ramiro Rivera, del grupo Popular, calificó la ley de innecesaria, porque, a su juicio, ya existen demasiados mecanismos de control sobre la aparición de nuevos medicamentos.

Reducción del gasto

Rivera dijo que el objetivo real, y no confesado, de la ley es la reducción del gasto farmacéutico, "lo que traerá consecuencias negativas para las empresas y el dinamismo del sector".

La portavoz de Izquierda Unida, Angeles Maestro, criticó precisamente que toda la producción de medicamentos quede en manos de la iniciativa privada, "que se rige por reglas comerciales y no exclusivamente terapéuticas", afirmó. Por ello pidió la creación de un sector público en este campo. Carlos Revilla, portavoz del CDS, criticó que la futura ley no garantice el derecho de las personas a no ser utilizadas para ensayos clínicos sin su consentimiento expreso.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción