Ortega ofrece a Bush un diálogo para la reconciliación

Daniel Ortega, candidato del Frente Sandinista para la Liberación Nacional (FSLN) a la presidencia de Nicaragua, ofreció el miércoles a Estados Unidos un nuevo diálogo para establecer relaciones bilaterales "respetuosas". Ortega propuso una convivencia similar a la que Managua sostiene con la Unión Soviética. En una de las mayores concentraciones registradas nunca en el país centroamericano, convocó el nombre de Dios para gobernar con sabiduría. "Es hora ya de guardar el uniforme verde oliva", declaró ayer en conferencia de prensa.

Más información

ENVIADOS ESPECIALESLos pronunciamiento s del comandante sandinista sobre EE UU", con cuyo presidente dijo estar dispuesto a entrevistarse, se efectuaron en el acto de fin de campaña del FSLN, desarrollado en la plaza de Carlos Fonseca de la capital, que congregó a más de 200.000 personas. La Unión Nacional Opositora (UNO), de Violeta. Chamorro, que ha acusado sierapre al Frente Sandinista de abusar del aparato estatal para movilizar a la población, reunió el domingo último a 60.000 simpatizantes en el mitin de cierre."La situación es mala, pero no por eso el pueblo va a traicionar la revolución", dijo Daniel Ortega, que calificó la concentración como "la más gigantesca" de toda la historia de Nicaragua.

Los vínculos con EE UU, país con el que Nicaragua mantiene una crispada relación desde el triunfo sandinista de 1979, fueron abordados por el candidato. "Así como la URSS tiene unas relaciones respetuosas con nosotros, esperamos que el Gobierno norteamericano tenga. el valor de establecer ese tipo de relaciones con Nicaragua", dijo. "Estamos listos para discutir con ellos problemas y dificultades pendientes, pero eso significa un reto para los norteamericanos", agregó. En su encuentro- con la Prensa precisó que los dos países podrían tratar astintos de seguridad, pero no de carácter interno.

Daniel Ortega, como a lo largo de toda la campaña, asoció a la oposición con la Guardia Nacional (GN) del dictador Anastasio Somoza y acusó a Washingtori de actuar "como protagonista en estas elecciones a través de la GN-UNO". Con una oratoria desigual en su vehemencia, diferenció la revolución sandinista de cualquier otro sistema político. "Aquí no aplicaremos un mocielo capitalista o cornunista, sino un meidelo sandinista. Quien copia es un mal alumrto". Ortega, aplaudido por una representación de mutilados de guerra presentes en un lateral de la plaza, dijo querer la paz, "pero no la paz de los cementerios". "No nos desari-naremos paraque vuelvan a levantarse en Managua loscuarteles somocistas", advirtió. El candidato comparó la alegría y emociones vividas por el FSLN en la intensa jornada electoral del martes con el júbilo experimentado por Nicaragua el 17 de julio de 1979, cuando Anastasio Somoza huyó del país. El alborozo popular del día en que las tropas insurrectas entraron en Managua (el 19 de julio del aquel mismo año) será el que registren las calles de la capital cuando el Frente Sandinista triunfe en las elecciones del domingo, aseguró.

Después de aludir a los sectores más intransigentes de la oposición -"en la GN-UNO hay gente que con un poco de poder nos asesinaría a todos"-, el actual gobernante nicaragüense envió un mensaje de conciliación a los desafectos al sistema. y a quienes se opusieron a él activamente. "Teniendo en cuenta que larevolución se ha caracterizado por ser generosa en las victorias, y a pesar de que la deuda que el somocismo y la contra tienen con nosotros es enorme, el día 26 voy a condonar las deudas y a darles la oportunidad de convertirse ante el pueblo de Nicaragua".

Reconstrucción del país

El aspirante a la presidencia subrayó en su intervención, de hora y media, que todos los nicaragüenses deben incorporarse al proceso de reconstrución del país, e invitó a los simpatizantes de la UNO a cambiar sus preferencias por el FSLN y a votar a esta formación. "Votar por la UNO es votar por la desestabilización, votar por el Frente San dinista es la estabilidad".

Daniel Ortega, acompañado por jugadores de los dos mejore equipos nacionales de béisbol, interrumpió su discurso para lanzar, con fondo de música electoral, varias pelotas de béisbol al público desde la tribuna de oradores. Posteriormente continuó su disertación, junto con frecuentes llamamientos a la participación y al voto en la "casilla cinco" de los candidatos sandinistas a la presidencis, Asamblea Nacional y consejos regionales.

Al igual que en otras comparecencias, el comandante sandinista se refirió al tema religioso y recordó que nació en Libertad, la misma ciudad donde nació también el cardenal nicaragüense Miguel Obando y Bravo. Dijo que recientemente visitó una casa sacerdotal, donde reflexionó sobre una cita bíblica que hizo suya. "Señor, dame sabiduría para gobernar, para ser justo y para saber perdonar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de febrero de 1990.

Lo más visto en...

Top 50