Cuatro muertos en manifestaciones a favor de la democracia en Nepal

Miles de estudiantes nepalíes y activistas políticos desafiaron ayer a las fuerzas policiales que trataron de disolver con bastones y gases lacrimógenos la primera manifestación antigubernamental de Nepal en 11 años. La protesta, originada en Katmandú, se extendió rápidamente a otras ciudades del país, en las que se produjeron al menos cuatro muertos en los enfrentamientos entre policías y manifestantes.

Testigos presenciales aseguran que unas 10.000 personas convergieron en la principal arteria de Katmandú, Calle Nueva, tomando por sorpresa a la policía y al Gobierno. Los manifestantes gritaron consignas a favor de una apertura política y condenas al Gobierno por impedirla.Las protestas de Katmandú se extendieron rápidamente a otras ciudades nepalíes. Así, en Chitwan, 150 kilómetros al suroeste de la capital, murieron dos estudiantes y un policía en la "auténtica batalla campal" que se desató entre los manifestantes y las fuerzas policiales. Un boletín de la emisora oficial Radio Nepal informó de la muerte de otro policía en Hetauda, unos 100 kilómetros al suroeste de Katmandú, a consecuencia de una fuerte pedrada en la cabeza.

La radio señaló que los; disturbios se extendieron a otras 10 ciudades y pueblos, pero aseguró que la situación se encontraba bajo control a últimas horas de la tarde. Los manifestantes fueron calificados de "extremistas".

Los primeros manifestantes llegados a la Calle Nueva de Katmandú eran observados, casi de forma incrédula, por un grupo de policías que se encontraba en esa avenida y que se limitó a ver cómo en menos de 30 minutos se concentraron los activistas. "Queremos democracia", gritaban los manifestantes, que denunciaron el régimen monárquico sin partidos existe en Nepal.

Unos 200 policías, dotados de cascos y material antidisturbios, aparecieron finalmente y se enfrentaron a los que protestaban, que resistieron durante más de 90 minutos.

Los partidos políticos, prohibidos en Nepal desde hace 30 años, aún funcionan de manera informal, y ahora se han unido en el llamado Movimiento para la Restauración de la Democracia (MRD). Ayer, precisamente, el régimen celebraba el Día de la Democracia, motivo por que el MRD decidió realizar su primera aparición pública.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de febrero de 1990.

Lo más visto en...

Top 50