Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados en París cinco manuscritos del compositor Enrique Granados

Copias completas de cinco manuscritos de obras para escena de Enrique Granados (18671916) fueron localizadas hace varios meses en la sede parisiense de la editorial francesa Salabert -especializada en partituras y libros de música- por el británico Mark Lerred. Los manuscritos, cuya existencia conocía la familia del compositor catalán, aunque no se sabía qué había sido de ellos, permanecían olvidados en un rincón de la editorial francesa, que en la década de los veinte había comprado los derechos de escena a uno de los hijos del compositor.Los manuscritos corresponden a las piezas para escena Miel de la Alcarria (1895), Petrarca (1899), Picarol (1901), Gaziel (1906) y Liliana (1911), las cuatro últimas con textos de Apelles Mestres. La localización de estos manuscritos ha puesto de relieve la despreocupación de la editorial francesa por unas obras de la que se sabía su existencia, pero de las que no se conservan copias, excepto diversos fragmentos de Liliana, que se encuentran en el Centre de Documentació Musical de la Generalitat.

Antoni Carreras, nieto del compositor, que supo de la localización de los manuscritos por Lerred, manifestó a este diario su indignación porque la editorial no haya hecho nada con las obras. "Mi padre [yerno de Granados, que murió en diciembre del año pasado] estaba indignado por el olvido de las obras por parte de la editorial francesa", dijo. "Sabíamos que habían sido vendidas, pero habíamos perdido su rastro".

Tesis

Lerred acudió a la editorial Salabert alertado por la familia del compositor de la remoto, posibilidad de que las partituras de las cinco obras para escena de Granados aún permanecieran en la casa editorial que las había adquirido. Después de la localización de los manuscritos, Salabert se comprometió a no publicar ni dejar copiar las obras hasta que el músico británico finalice su tesis.

El pianista norteamericano Douglas Riva, estudioso y especialista en la obra de Granados, que había recomendado a Lerred el estudio de la obras escénicas en catalán del compositor de Goyescas para su tesis doctoral, acudió recientemente a París para poder consultar los manuscritos. "Sólo pude verlos", explicó Riva; "la editorial no me dejó hacer copias por el compromiso adquirido con Lerred, pero existe la posibilidad de que en el futuro sean publicados los cinco manuscritos, lo cual permitirá que estas obras desconocidas puedan ser estudiadas con detenimiento".

En opinión de Riva, las cinco obras tienen "el sello característico de Granados". "No se alejan del estilo propio del compositor", explicó el pianista, "pero una de ellas, Liliana, que conocía de manera iincompleta por los fragmentos que se encuentran en el Centre de Documentació Musical de la Generalitat, es realmente una obra maestra del modernisino".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de febrero de 1990