LA LEY DE REFORMA EDUCATIVA

Los sindicatos condicionan su apoyo a una negociación

Los sindicatos mayoritarios de la enseñanza condicionan la aceptación de la LOSE a la negociación con el profesorado sobre la repercusión de la reforma en el sector.FETE-UGT. La Unión General de Trabajadores valora la LOSE como un avance importante respecto a la situación actual, pero entiende que no puede aplicarse sin adaptar el sistema de formación, acceso y reciclaje del profesorado. Anticipándose a los posibles conflictos que puede generar la restructuración en escuelas infantiles y enseñanza privada concertada, el portavoz Joaquín Muñoz aseguró que UGT no apoyará la LOS E si no se negocia con el profesorado.

Comisiones Obreras. Este sindicato acoge positivamente la ordenación pedagógica propuesta en la LOSE, pero sigue demandando la incorporación a la ley de un compromiso para financiar la reforma y la creación de un cuerpo único para el profesorado. En otros aspectos más concretos rechaza la permanencia de la selectividad como forma de acceso a la universidad, explicó su portavoz, Iñigo Echenique.

Más información

FSIE. La Federación de Sindicatos Independientes de la Enseñanza pide al ministerio de Educación la presentación "inmediata" de los requisitos mínimos para la clasificación de nuevos tipos de centros, así como el establecimiento de alternativas al área educativa de religión. FSIE entiende que la LOSE debe garantizar la estabilidad laboral del profesorado en los centros privados, para lo que estima necesario la gratuidad a costo real en todos los tramos educativos, incluyendo la formación profesional.

ANPE. La Asociación Nacional del Profesorado Estatal lamenta, a través de su presidente, Daniel Céspedes, que el anteproyecto "no determine un sistema de evaluación del alumno acorde con los contenidos educativos". Para ANPE la ley tampoco aclara en qué situación van a quedar los profesores de secundaria y como se realizará la reconversión de centros.

UCSTE. El secretariado de la Unión Confederal de Sindicatos de Trabajadores de la Enseñanza consultará con el profesorado antes de emitir una opinión. No obstante reivindicará la creación de un cuerpo único para el profesorado y una negociación sobre las repercusiones de la reforma en este sector.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 13 de febrero de 1990.

Lo más visto en...

Top 50