Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres capitanes generales apelan a la "indisoluble" unidad de España

EL PAÍS, El capitán general de la IV Región Militar Pirenaico-Oriental, José Luis Carrasco Lanzos, aludió ayer en el acto de celebración de la Pascua Militar a que el Ejército está obligado por la Constitución a defender la integridad territorial de España, "incluso, si fuera necesario, a costa de nuestras propias vidas, como venimos jurando solemnemente ante nuestra bandera".

Asimismo, el capitan general de la Región Militar Pirenaica Occidental, con sede en Burgos y de la que depende el País Vasco, Andrés Cassinello, y el de la VI Región Noroeste, con sede en La Coruña, teniente general Francisco Martínez Pariente, apelaron a que la unidad de España es indisoluble.

Carrasco Lanzes hizo mención a las palabras que el Rey pronunció en su discurso de Navidad sobre la indisoluble unidad de España. El capitán general de Cataluña y Aragón señaló que las palabras del monarca, "si bien no expresamente dirigidas, a nosotros los militares, deben traer a nuestra memoria cuanto reza el artículo 3 de las Reales Ordenanzas, regla moral de nuestra institución al referirse a la razón de ser de los Ejércitos".

El teniente general Carrasco Lanzos, que participó en su última Pascua Militar en el cargo, ya que en diciembre pasará a la reserva, se refirió de manera indirecta a la polémica sobre el ejército profesional. Aunque eludió cualquier pronunciamiento concreto, dijo que las Fuerzas Armadas deben regirse de acuerdo a los valores de lealtad y disciplina, "pilares fundamentales de nuestra institución".

Carrasco Lanzos tuvo un recuerdo especial para las víctimas del terrorismo, de quienes dijo que "vienen refrendando con sus conductas un estilo de vida militar".. El capitán general de la IV Región Militar hizo referencia a los cambios producidos en los países del Este durante el último año, de los que dijo que "han tenido en cierta, medida y en algunos ambiente; incidencia en nuestro modelo de convivencia".

Por su parte, el teniente general Andrés Cassinello recordó el mensaje de Navidad del rey Juan Carlos para apoyar su defensa de la indisolubilidad de España. Cassinello tuvo también un recuerdo para los militares muertos en acto de servicio y los asesinados por ETA, especialmente para el, teniente de Farmacia Juan Bautista Castellanos, recientemente muerto en Bilbao.

Durante la recepción celebrada en el salón del trono de la Capitanía general, Casinello destacó también que la misión del ejército es servir al pueblo y mostrarse solidario con éste y con aquellos que lo representan, con patriotismo, disciplina y servicio.

Los actos de la Pascua Militar comenzaron en casi todas las regiones con una parada militar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de enero de 1990