Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide el cese del director de un centro de disminuidos psíquicos por agresiones sexuales

El fiscal ha solicitado el cese inmediato del director del centro de disminuidos psíquicos Aspanisbe, situado en Cornellà del Llobregat, al que acusa de dos delitos de abusos sexuales supuestamente cometidos con dos adolescentes tratadas en el centro. Manuel Molina Moya fue denunciado por los familiares de las dos jóvenes.

Molina está acusado de haber abusado sexualmente de dos adolescentes tratadas en el taller Aspanisbe de Rehabilitación y Ocupación de Disminuidos Mentales, situado en la Rambla de Solanas en Cornellà del Llobregat, población del cinturón industrial de Barcelona. De acuerdo con la versión del fiscal, que coincide con la expuesta en su día por los familiares de las jóvenes, Molina las obligó a realizar prácticas sexuales bajo amenazas y dándoles pequeñas cantidades de dinero que oscilaban entre las 1.000 y las 2.000 pesetas. En ambos casos se trata de adolescentes cuya edad mental está en la etapa infantil, dado su condición de disminuidas psíquicas.En junio de 1987, el acusado llevó a su casa a la joven M. C. N., de 19 años aunque con una edad mental de 7, y una vez allí y dentro de su vehículo la sometió a abusos sexuales como obligarle a succionarle el pene según sostiene la calificación del fiscal. Posteriormente, Molina le entregó dinero y la amenazó para que no contase nada.

El 22 de diciembre del mismo año, Molina llamó a un joven, también tratado en el taller y de nombre Rafa, a M. C. N. y a una tercera adolescente que asistía al centro, J. Z. A., de 18 años pero con una edad mental de 8. Todos asistieron al inmueble del taller, donde Molina les indicó que subieran en su vehículo. De acuerdo con la acusación, Molina quiso convencer a J. Z. A. para mantener relaciones sexuales bajo el argumento de que Rafa Y la otra chica también lo harían. Añade el fiscal que ante la negativa de la joven, Molina la sometió a tocamientos sexuales.

Lo ocurrido fue contado por los tres jóvenes a una monitora del taller que lo puso en conocimiento de la policía y de los familiares. El director del centro siempre ha negado los hechos sosteniendo que la denuncia fue instigada por problemas profesionales de trabajadores del taller.

Ocho años de prisión

El fiscal ha requerido al juez que se ponga en contacto con las autoridades administrativas competentes, que en este caso es el departamento de Bienestar Social de la Generalitat, para que ordenen el cese inmediato de Molina Moya, en su función de responsable del taller Aspanisbe. Esta petición se ha realizado de forma cautelar a la espera del juicio ante la gravedad de los hechos. El fiscal pide la pena de 8 años de prisión para el acusado por dos delitos de abusos sexuales. Aspanisbe fue creado en junio de 1984 por padres de disminuidos psíquicos y es un centro subvencionado por el Instituto Catalán de Asistencia y Servicios Sociales de la Generalitat (ICASS). Responsables de esa institución señalaron, cuando se presentó la denuncia, que se mantendrían a la espera de la resolución judicial antes de adoptar una medida administrativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de diciembre de 1989

Más información

  • El responsable está acusado de abusar de dos deficientes