Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DEBATE DE INVESTIDURA

Los compromisos verbales

El debate de investidura de Felípe González concluyó anoche después de una apretada votación. Los portavoces de la oposición insistieron en la escasa credibilidad que les merece el candidato, aunque no dudaron en respaldar la política antiterrorista. A la hora de los compromisos, el candidato expresó su propósito de corregir los errores del censo electoral y crear una subcomisión para abordar la reducción de la mili. González fue apoyado por el diputado de las Agrupaciones Independientes de Canarias, Luis Mardones, además de los del PSOE. Está previsto que González acuda hoy a la Zarzuela, donde prometerá su cargo ante el Rey. Posteriormente, los Reyes presidirán la sesión de apertura de las Cortes.

En los debates de investidura del presidente del Gobierno, el candidato no suele guardar cartas en la manga, toda vez que se presenta a la Cámara con el programa electoral que le ha llevado precisamente a ser el candidato a la presidencia del Gobierno. Aun así, Felipe González se ha comprometido en este debate a adoptar media docena de propuestas planteadas por los presidentes de ¡os grupos Popular y del CDS, José María Aznar y Adolfo Suárez, respectivamente. La aceptación de éstas sobre la marcha hace que González quede comprometido por la palabra.

La única propuesta de cosecha propia, al margen del programa electoral, fue el anuncio del candidato de que los funcionarios y pensionistas, que cobran de los presupuestos del Estado, verán paliada en los próximos presupuestos la pérdida del poder adquisitivo que han sufrido por causa del repunte de la inflación, que ha superado las previsiones gubernamentales.

El compromiso más destacado fue el que adquirió González, a propuesta de Aznar, de formar una comisión parlamentaria que analice el censo electoral y las irregularidades detectadas tras las elecciones del 29 de octubre. "Créese y estúdiese con rigor el censo", dijo González.

En la misma propuesta coincidió el presidente del Centro Domocrátioco Social, Adolfo Suárez, que obtuvo la ratificación de Felipe González de estar dispuesto a dar luz verde a esta comisión.

Adolfo Suárez no salió ayer mal parado en relación con el alto grado de aceptación de sus propuestas por parte de Felipe González.

Subcomisión de Defensa

Aunque el político centrista presentó numerosas propuestas, González le aceptó media docena. Especial satisfacción supuso para Adolfo Suárez la aceptación de que se cree una subcomisión de defensa para el estudio de la situación de las Fuerzas Armadas y sobre el modelo de servicio militar.

La siguiente fue la creación de una comisión para modificar el reglamento del Congreso. Otra comisión será para modificar el estatuto de Radiotelevisión Española, entre otras cosas para acabar con la actual fórmula de que es el Gobierno quien propone al director general de RTVE.

González aceptó la propuesta de Suárez de institucionalizar las conversaciones que el titular de Interior mantiene con los partidos del bloque democrático sobre el pacto antiterrorista, para que estos encuentros no se produzcan al libre arbitrio del Gobierno sino que haya un compromiso periódico.

El otro elemento de novedad lo provocó González al anunciar que se someterá a una cuestión de confianza una vez se repitan las elecciones en Murcia, Pontevedra y Melilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de diciembre de 1989