Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL VOLCÁN CENTROAMERICANO

Una testigo de la matanza de los jesuitas se refugia en EE UU

Una testigo de la matanza de los seis jesuitas, cinco de ellos españoles, en El Salvador ha permanecido hasta ayer refugiada en la Embajada de España en la capital salvadoreña, desde donde voló, junto con su familia, rumbo a Miami (EE UU). La mujer, cuyo nombre no ha sido facilitado, era empleada de la limpieza de la Universidad Centroamericana y pudo ver cómo los escuadrones de la muerte disparaban contra el rector del centro docente, Ignacio Ellacuría, y otros cinco profesores.A su paso por San Salvador el pasado fin de semana, el subsecretario de Exteriores, Inocencio Arias, incitó a los jesuitas a que animasen a los eventuales testigos a declarar y ofreció la protección de España. Al día siguiente de su salida del país, el lunes, apareció la mujer, de unos 30 años de edad, que a partir de entonces se hospedó en la Embajada española, al igual que su marido e hijo.

La justicia salvadoreña pidió permiso para interrogarla, a lo que el embajador de España, Francisco Cádiz, accedió después de haber consultado con Madrid. Antes de autorizar el interrogatorio, fue informado el presidente salvadoreño, Alfredo Cristiani.

En el éste participaron seis magistrados, entre ellos el fiscal general de la República. Tras el interrogatorio, a la testigo se le ofreció asilo en España, pero prefirió viajar a EE UU donde las autoridades habían garantizado su seguridad. Pasó su última noche en la Embajada de Francia por ser más segura que la española y escoltada por policías españoles fue conducida al aeropuerto, donde se embarcó en el mismo avión que el secretario de Estado francés para Ayuda Humanitaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de noviembre de 1989