Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU e Israel acercan sus posiciones sobre Oriente Próximo

El primer ministro de Israel, Isaac Shamir, declaró ayer, en su primer día de visita oficial a Washington, que ha habido un acercamiento entre las posiciones políticas de su país y Estados Unidos sobre el proceso de paz para Oriente Próximo. El viaje de Shamir tiene como fin el alcanzar un acuerdo con el presidente norteamericano, George Bush, sobre el futuro de Gaza y Cisjordania, proceso en el que ambas Administraciones han desarrollado claras diferencias.

A juzgar por las declaraciones de Shamir y las del propio secretario de Estado norteamericano, James Baker, el objetivo de la visita se ha cumplido. Tras una larga entrevista en el Departamento de Estado, ambos políticos dieron la impresión de que se había roto el hielo que pesaba sobre las relaciones entre sus países.Israel y EE UU discutieron el proceso de paz en Oriente Próximo. "Nuestro plan de paz", puntualizó Shamir después del encuentro con Baker. "Creo que hemos progresado, lo que nos coloca en una posición para seguir adelante", el secretario de Estado. Los acuerdos de ese progreso, sin embargo, no se hicieron públicos.

Posteriormente, Shamir se entrevistó con el presidente Bush. La reunión había sido congelada por la Casa Blanca durante varias semanas. Los analistas políticos atribuyeron el retraso de la invitación de Bush a las contínuas cortapisas que Israel ha puesto al plan de paz para Oriente Próximo diseñado en Washington.

Baker ha trazado un marco de negociación, compuesto de cinco puntos, que envuelve por igual a Egipto, Israel y EE UU. El plan persigue la definitiva pacificación de la zona de Gaza y Cisjordania. Trata de superar la iniciativa unilateral de Shamir de celebrar elecciones en los territorios ocupados por Israel y abre la posibilidad de que los palestinos participen en las negociaciones. Este es el punto crucial del plan y lo que condiciona la postura israelí.

El partido conservador, Likud, que lidera Shamir no está de acuerdo en sentarse a negociar con los palestinos sobre el futuro de los territorios ocupados y mucho menos con la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Shamir ha explicado que Israel "no quiere adoptar ninguna postura" que posteriormente ponga en peligro su posición. Hace unos días declaró en Tel Aviv: "Nosotros no negociaremos jamás con la OLP, por que no vemos claro el resultado de esas negociaciones". Ayer, sin embargo, Shamir anunció la disposición de seguir adelante con el plan de pacificación en Oriente Medio.

[Entre tanto, en los territorio ocupados, el Ejército israelí ex tremaba las medidas de seguridad, al cumplirse, ayer, el prime aniversario de la proclamación del Estado palestino. Quince localidades, entre ellas Nablús, la más poblada de Cisjordania, y los campos refugiados, fueron situados bajo el toque de queda, en tanto que decenas de otras localidades se declaraban zonas militares cerradas.

En Jerusalén, la policía dispersó una manifestación favorable a la OLP, informa France Presse.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de noviembre de 1989

Más información

  • Extremas medidas de seguridad en los territorios ocupados en el aniversario del Estado palestino