Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Manuel Portaceli

Una nueva lectura de los edificios históricos

Manuel Portaceli inspecciona estos días en Valencia los últimos trabajos en el palacio del marqués de Campo, un edificio con estructura del siglo XIX que será abierto mañana como nuevo Museo de la Ciudad.Este arquitecto, de 47 años, profesor de Historia de la Arquitectura y autor de obras como una escuela en Picanya (Valencia), en 1981, o un edificio de viviendas en la plaza del Mercado de Valencia, en 1986, se ha distinguido en los últimos tiempos por su intervención en proyectos de rehabilitación como el del Almudín, de Xàtiva, las Atarazanas góticas de Valencia o el Museo de San Pío V, en esta misma ciudad, actualmente en ejecución.

Sin embargo, la empresa de mayor envergadura es el proyecto de restauración del teatro Romano de Sagunto, realizado junto al italiano Giorgio Grassi por encargo de la Generalitat valenciana y centro de una interesante polémica sobre la intervención en monumentos. Portaceli y Grassi han planteado en este proyecto, que ya se incluye en algunos tratados de arquitectura, un nuevo bloque de escena, que devuelve la tipología romana al teatro. El diseño actual de la mayoría de los elementos del proyecto, cuyas obras comenzarán en breve, ha suscitado un vivo debate sobre la convivencia de la arquitectura actual con los restos del pasado.

Este tipo de intervención, ajustada y audaz a un tiempo, es una característica del trabajo de Portaceli, que afirma: "Hay que hacer que se pueda volver a leer el edificio". Según este arquitecto, la intervención viene marcada, en cada caso, con criterios actuales, por "las normas que el propio monumento establece". Con gran sensibilidad hacia el diálogo entre la estética de diversas épocas, su trabajo se inscribe en una corriente surgida al calor de las acciones institucionales de rescate para uso público del patrimonio arquitectónico de nuestras ciudades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de noviembre de 1989