Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ratificado el cese del marqués de Villaverde como director de una escuela médica

La Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Territorial de Madrid ha desestimado el recurso interpuesto por Cristobal Martínez-Bordiú, marqués de Víllaverde, contra la orden de la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid por la que se le cesaba como director médico de la Escuela Nacional de Enfermedades del Tórax. La Sala considera que el cese es ajustado a derecho, al no apreciarse ninguna desviación de poder en la orden de la Consejería, tal y como alegaba Martínez Bordiú.La orden fue dada el 2 de enero de 1986 por María Gómez Mendoza, en aquellas fechas consejera de Salud. Al mes siguiente, el marqués interpuso un recurso de reposición de la orden, que fue desestimado. Posteriormente llevó el caso a la Audiencia Territorial.

Según la demanda interpuesta por Cristóbal Martínez-Bordiú, nombrado director de la Escuela en mayo de 1972, el cese era nulo de pleno derecho por considerar que tal decisión suponía una desviación de poder al responder "a razones de carácter personal y subjetivo de la consejera" y "de tipo político".

Según la sentencia, "las posibles motivaciones de tipo político no tienen virtualidad suficiente para constituir desviación de poder", por lo que considera el cese ajustado a derecho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de septiembre de 1989